ABERRANTE: LLEVÓ A SU BEBÉ AL HOSPITAL DE QUITILIPI Y DESCUBRIÓ QUE HABIA SIDO ABUSADO

La madre de un niño de 2 años descubrió que su hijo presentaba lesiones anales recientes. Denunció el hecho a la Policía local y se abrió una investigación a cargo del fiscal Gustavo Valero. Hasta el momento no hay detenidos.

277249

Un presunto caso de abuso sexual tendría a un niño de 2 años como víctima. Se abrió una investigación, pero no hay detenidos todavía.

EL DESCUBRIMIENTO

Una empleada doméstica de 36 años con domicilio en el barrio Virgen del Carmen asistió al hospital local para controles de su niño de 2 años y 11 meses, quien había manifestado sentir dolores en la cola y grande fue la sorpresa cuando el médico pediatra al realizar los exámenes pertinentes le diagnosticó al pequeño que tenía un desgarro en el ano, fisuras con sangrado leve y aparentemente de reciente data.

Por este motivo, personal policial se constituyó en el centro sanitario, entrevistando al galeno que atendió a la criatura, quien expuso que del examen físico se encuentra reactivo con buena suficiencia cardiorrespiratoria, abdomen normal, pero en la región anal se observan varias escoriaciones y lesiones de no larga data (serían doce horas), lesión transversal en ano y (en seis horas) dos fisuras con base sanguinolenta de un milímetro de profundidad y extensión dolorosa, ano aparentemente dilatado complaciente.

LA INVESTIGACIÓN

Ante esta situación se dio aviso a la fiscalía del doctor Gustavo Valero y a la Unidad de Protección Integral (UPI), cuyos integrantes se hicieron presente en el centro sanitario, además de la sicóloga Claribel Ruth Levinzon, la asistente social Soledad Rodríguez y el referente Luis Ayala del Puerto, quienes procedieron a entrevistar a la madre M.B.M. de 36 años y el padre del niño C.A.C., de 51.

Posteriormente se invitó a la mujer a la comisaría de Quitilipi donde presentó la denuncia pertinente, dejando reflejado que permanece en concubinato hace once años con su pareja C.A.C. y que de la relación tienen ahora una niña de 10 años y dos varones, uno de 8 y el de 2 años y 11 meses.

DOLOROSO RELATO

Seguidamente la madre relató que su hijo hace unos cuatro días le venía diciendo textualmente: «Me duele la cola», situación por la cual le preguntó qué le pasó y el niño no respondió con exactitud, solamente que le dolía la cola, eso fue lo que motivó la visita al pediatra.

Posteriormente se recibieron declaraciones con asistencia de una niñera y la prima del menor.

Una vez cumplidos los trámites, se interiorizó al fiscal de Investigación Penal Gustavo Rafael Valero, quien solicitó que se eleven las actuaciones y que la denunciante sea citada junto al menor, paso que se llevó adelante ayer a la mañana a los fines de realizar un examen forense pormenorizado al niño.  Hasta el momento no hay detenidos en la causa.

Fuente: Diario21