ADOLESCENTE FUE VIOLADA POR 4 COMPAÑEROS: SU AMIGA LE TENDIÓ UNA TRAMPA

Pasó en la localidad de Concepción de la Sierra, en Misiones. No hay detenidos porque los implicados son menores.

f700x390-35223_74241_0

Todo empezó con una travesura común entre adolescentes: hacerse la rata del colegio, pero todo terminó con un grave ataque sexual a una nena de 14 años.

El caso puso en alerta a todo Concepción de la Sierra, localidad al sur de Misiones, y en particular a los padres que envían a sus hijos a la Escuela Normal del lugar, a la que asistirían tanto la víctima como los victimarios, todos menores de edad.

Según trascendió en medio de un gran hermetismo tanto de parte de la institución como de las autoridades, la estudiante de 14 años no habría ingresado al colegio como estaba previsto.  En su lugar habría sido llevada por una amiga hasta el hogar de otro compañero de curso, donde fue obligada a tomar una mezcla de alcohol y pastillas (se cree que un ansiolítico).

Según el propio testimonio de la menor, en ese estado de desprotección en que la dejó la mezcla, fue violada por el dueño de la casa y por otros tres alumnos, también compañeros de clase.

Rescatada por un remisero

«Este hombre vive enfrente de la casa donde ocurrió todo e intervino cuando escuchó los pedidos de auxilio de mi hija», contó la madre de la nena abusada en diálogo con medios nacionales. Según su versión, el hombre cargó a la adolescente en su auto y la llevó al hospital, mientras que una vecina daba aviso a la familia de lo que había pasado.

Cuando llegó la madre, encontró a la adolescente en ropa interior, semidesvanecida, ensangrentada y sucia. «No me hagan más daño… no me lastimen más», gritaba la nena según su testimonio.

La víctima, al comenzar a recuperarse del ataque, mencionó en un primer momento a dos de los involucrados, en tanto que más tarde sumó los nombres de otros dos implicados.

Inimputables

Debido a la edad de los jóvenes agresores, todos alrededor de los 14 años, estos son inimputables para la ley, por lo que sólo fueron demorados por la policía y luego entregados a sus familiares, previa disposición de un Juzgado de Menores de Posadas.

La nena, en tanto, debió ser derivada al Hospital de Posadas con lesiones graves en la zona genital. Además, en base al testimonio de la mamá, pudo saberse que luego del abuso, la menor comenzó a sufrir ataques de pánico y le cuesta dormir; por ahora no quiere volver al colegio.

Desde la institución no emitieron ningún tipo de mensaje ni comunicado, aunque trascendió que uno de los menores involucrados tiene antecedentes de mala conducta en la institución, que incluyen el ataque a un profesor y tenencia de marihuana.

Fuente: Diario Primera Línea