AMIA: COMPLETAN EL TRIBUNAL PARA JUZGAR A CRISTINA FERNÁNDEZ LUEGO DE QUE TRES MAGISTRADOS PASARAN DE LARGO

Un nuevo juez completó el Tribunal Oral Federal que juzgará a la ex presidenta Cristina Kirchner y a ex funcionarios de su gobierno por el supuesto encubrimiento de Irán en el atentado a la AMIA.

Se trata de Jorge Tassara, quien ocupará la vacante del Tribunal Oral Federal 8, donde ya tres jueces se excusaron o bien fueron removidos.

Inicialmente, Nicolás Toselli, juez natural del Tribunal, se excusó por ser yerno del ex embajador en Siria, Roberto Ahuad, que fue testigo en la causa, y en su lugar se lo nombró a José Michillini.

Pero luego, por pedido de familiares de víctimas del atentado a la AMIA, fue recusada y apartada la jueza Sabrina Namer, debido a que se había desempeñado en la Unidad Fiscal especializada que investiga el atentado tras el fallecimiento de Alberto Nisman.

En el lugar de Namer fue designado por sorteo el juez Fernando Canero, pero en los últimos días éste se excusó por exceso de trabajo y ahora sí en su reemplazo fue nombrado finalmente Tassara, quien se sumó así a Gabriela López Iñiguez y José Michilini.

En el caso están acusados además de la ex presidenta; el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini; el ex canciller Héctor Timerman; Jorge Khalil, supuesto representante de los iraníes en la Argentina; el presunto espía Ramón Bogado; el líder de Quebracho Fernando Esteche; el dirigente Luis D´Elía; el ex vicecanciller Eduardo Zuain; el ex titular de la AFI Oscar Parrilli; su entonces segundo Juan Martín Mena; la ex procuradora del Tesoro de la Nación Angelina Abbona, y el diputado nacional Andrés “Cuervo” Larroque.

La causa se originó el 14 de enero de 2015 tras la denuncia realizada por el fiscal Nisman -cuatro días antes de aparecer muerto en su departamento de Puerto Madero- por presunto encubrimiento de Irán en la investigación del atentado a la AMIA.

En dos oportunidades la denuncia fue desestimada por el juez federal Daniel Rafecas, finalmente apartado del caso, y luego impulsada por su par Ariel Lijo, aunque finalmente recaló en Claudio Bonadio por un expediente conexo que este tenía por supuesta traición a la Patria por la firma del Memorándun con Irán.

“A los acusados se les imputó haber participado de una maniobra delictiva que lograría la impunidad de los ciudadanos de nacionalidad iraní que fueron imputados como responsables del atentado perpetrado el día 18 de julio de 1994 contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina”, sostuvo Bonadio, quien elevó el caso al juicio a cargo del Tribunal Oral Federal 8.

Fuente: NA