APRUEBAN LA LEY QUE OTORGA UNA REPARACIÓN ECONÓMICA A HIJOS DE VÍCTIMAS DE FEMICIDIOS

Anoche, Diputados convirtió en Ley la reparación a hijos e hijas de madres víctimas de femicidios. La decisión fue unánime: 203 votos a favor. Nadie votó en contra, nadie se abstuvo.

De 2008 a hoy casi 3.500 hijos e hijas se quedaron sin sus madres porque fueron asesinadas. Son las víctimas colaterales de los femicidios que no bajan en Argentina: uno cada 30 horas.

La mayoría de estas mujeres fue asesinada por sus parejas o ex parejas con los que tuvieron hijos, que quedan huérfanos. Sus madres están muertas y sus padres presos, prófugos o se han suicidado.

Lo que plantea la ley es una reparación, equivalente a una jubilación mínima, que ronda los 8.000 pesos. Pueden cobrarlo las niñas, niños, adolescentes o jóvenes cuyo padre haya sido procesado o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de femicidio contra su madre. La reparación es hasta que cumplan 21 años, y en el caso de tener alguna discapacidad, es de por vida.

La mayoría de estos niños y niñas que se quedaron sin padres están al cuidado de familiares que ya tenían otros niños. Se llama “reparación” porque se entiende que el Estado es responsable de garantizar salud, educación, alimentación, y una vida digna. Además, muchas de estas mujeres ya habían denunciado a estos varones por violencia de género.

Detalles de la ley Brisa

En la Ciudad de Buenos Aires se había aprobado la ley el año pasado y desde hace unos meses se empezó a pagar la reparación, con el mismo fin: para que estos hijos e hijas no queden desprotegidos y el Estado garantice sus necesidades básicas.

La Asociación Civil La Casa del Encuentro había armado este anteproyecto de Ley y le pusieron como nombre “Ley Brisa”. Daiana de los Angeles Barrionuevo tenía 24 años cuando desapareció el 20 de diciembre de 2014. Su cuerpo fue encontrado el 10 de enero dentro de una bolsa en un arroyo en Moreno, provincia de Buenos Aires. Detuvieron como principal sospechoso de asesinarla a su ex pareja Iván Rodríguez, de 26 años. Sus hijos Elías y Tobías, gemelos de 7 años, y su hija Brisa, de 3 años, quedaron a cargo de su abuelo.

“Es un gran avance y una gran alegría. Se trata de un proyecto que contempla a todo el universo de niñas, niños, adolescentes y personas con discapacidad cuyas madres fueron asesinadas. Para ayudarlas frente a ese desamparo tan profundo, la ley establece una reparación mensual e inembargable”, explicó a Clarín (que publica esta nota escrita por Mariana Iglesias) diputada Alejandra Martínez.

“La norma también prevé la atención integral y la cobertura de salud para atender a todas las necesidades físicas y psíquicas de sus beneficiarios/as, que deben ser contenidos/as por el Estado. Se trata de un trabajo legislativo sólido y transversal. Es necesario seguir trabajando sobre esta problemática para garantizar los derechos de la infancia y erradicar definitivamente la violencia de género de nuestra sociedad”, agregó.

Si sufrís violencia de género, o conocés a alguien que esté atravesando por esa situación, podés comunicarte las 24 hs al 144.

Si vivís en Resistencia, tenés habilitada la línea 137.

Através de estos medios, podes recibir contención, información y asesoramiento para prevenir o frenar la violencia en sus diferentes formas: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica y mediática.

También tenés la opción de acercarte a la comisaría de tu barrio o de cualquier otro lugar de la ciudad. Allí tienen la obligación de tomarte la denuncia.

Fuente: Diariochaco