ARRIERO MAYORISTA: EL DÍA DESPUÉS, SE REAVIVA EL FUEGO Y COMIENZA EL DERRUMBE

Aproximadamente 15 dotaciones de bomberos locales y del interior provincial, combatían todavía a las 5 de la madrugada de este miércoles, un devastador incendio que se produjo en el céntrico supermercado mayorista «El Arriero».

IMG-20150923-WA0015

A esa hora continuaban llegando autobombas de diferentes localidades del Chaco, como ser Quitilipi, Machagai, Corzuela, Villa Angela para sofocar el descontrolado siniestro que arrasó con todas las instalaciones y mercaderías acumuladas en su interior. Según informes oficiales, hasta las 5 de la madrugada afortunadamente no se habían reportado heridos ni tampoco víctimas fatales, aunque las pérdidas son incalculables. Cabe destacar el trabajo arduo del personal de Bomberos, sobre todo los de Sáenz Peña, quienes realizaron la peligrosa tarea con escasísimos recursos y poniendo en riesgo hasta su propia integridad física.

El comisario mayor Eduardo Ramírez, Jefe de Zona Interior Sáenz Peña, informó que el incendio comenzó aproximadamente en la medianoche del martes y en cuestión de minutos se propagó a todas las instalaciones del enorme negocio ubicado en calle 14 esquina 1 del Ensanche Sur. Las fuertes ráfagas de viento del sector sur avivaron el fuego que se descontroló completamente y tomó proporciones dantescas, con llamas que por momentos superaron los 20 metros de altura. La densa humareda afectó la visibilidad en varias manzanas y producto del intenso viento tanto el humo como los olores del megaincendio llegaron hasta la zona rural, al norte de nuestra ciudad. Aún así, centenares de curiosos formaron grupos en las esquinas aledañas para observar la devastación.

La Justicia tomó intervención y los dos serenos que estaban presentes están declarando para determinar si el incendio fue intencional o se produjo por algún cortocircuito, porque alguno pudo haber visto algo», conjeturó el jefe policial. Intervinieron por prevención, varias ambulancias del Hospital «4 de Junio» y diez móviles de la empresa Secheep, entre ellos 4 hidroelevadores para que el personal de bomberos pueda realizar su trabajo.

A esta hora de la mañana, el fuego comenzó a reavivarse en el sector de los desodorantes, y ya las paredes empezaron a derrumbarse. Bomberos desmienten que vecinos se hayan robado mercaderías del lugar.