ASEGURAN QUE DAMIÁN STEFANINI ESTÁ VIVO Y «PROTEGIDO» EN PARAGUAY

La publicación tiene dos títulos. Uno dice «La Hoja de Ruta de Stefanini«, el otro, más extenso, no propone ni interroga, directamente asegura: «Damián Stefanini en los carnavales entrerrianos con su novia paraguaya: ¿dónde está viviendo?«. Se difundió, aunque no mucho, en las últimas horas. La noticia asegura que el paradero de Stefanini ya no es un misterio, y otros detalles.

stefaini_big

Se trata de información que maneja, en solitario, el periodista Jorge Boimvaser, del diario Veloz. Pero vale recordar quién es Damián Stefanini. Se trata de un empresario que misteriosamente desapareció en octubre de 2014, en Buenos Aires. Nada más se supo de él. Estaba casado con una joven de apellido Ognio, de una conocida y poderosa familia de Corrientes, vinculada al poder económico y político en la vecina provincia. Fue noticia nacional.

¿Era un financista? ¿Se metió en problemas? ¿Tenía deudas impagables? ¿Estaba vinculado al narcótrafico? ¿Lo secuestraron? Preguntas que todos hacían, y que la familia Ognio respondió siempre con negativas, para ellos fabricaba sillas y mesas y nada más; hasta que pasaron a silencio, otro repentino misterio, cuando abandonaron los canales de televisión y dejaron de hablar del caso.

El empresario salió de su casa el 17 de octubre último para encontrarse con un socio al que debía cobrarle cerca de 1 millón de pesos y nunca más se supo de él. Luego, para más complejidades, se supo que su destino pudo haber estado vinculado al destino de Alberto Nisman, el fiscal federal asesinado o «suicidado».

Ahora, el periodista Boimvaser asegura que Stefanini » está radicado en un pueblo paraguayo cobijado por una familia millonaria de antecedentes non sanctos» y que «los carnavales son su debilidad».

AQUÍ, LOS PUNTOS MÁS IMPORTANTES DE LA PUBLICACIÓN:

A mediados del año pasado, la SIDE rastreó un llamado de Stefanini, desde un teléfono intervenido, a una amiga de su ¿ex? mujer Antonella Ognio.

El llamado llegó desde Aloha, un expueblo pescador instalado a orillas del lado paraguayo de Yacyretá. Es, para el periodista, la prueba de que Stefanini está vivo.

El problema del caso es que Stefanini no tiene orden de captura, solo búsqueda de paradero, por lo tanto no se le puede pedir a INTERPOL que lo ubique y detenga (Nota de TAG: aunque INTERPOL fue parte de su búsqueda en los primeros meses tras su desaparición).

En Paraguay lo protege una familia de fortunas de apellido Herrero, y mantenía un romance con una joven de origen asiático perteneciente a una familia millonaria.

El jefe de investigaciones de la policía de Entre Ríos, supo que Stefanini solía ir a esa provincia, a La Paz, a pescar, igual que a Paso de la Patria, en Corrientes.

Con qué nombre se encuentra ahora, también es un misterio. El hombre cruza a la Argentina justo por el paso de Yaciretá, donde no hay puesto de Migraciones.

Dicen que está irreconocible, adelgazó casi 20 kilos, barba tupida y calvo.

Su debilidad son el dinero y los carnavales. Quizás no se arriesgue a ir a Corrientes, pero a Entre Ríos «casi casi ponele una ficha que por ahí va a pasar» (en referencia a los carnavales).

Stefanini aún tiene casi 5 millones de dólares escondidos en la Argentina.

El lugar en Paraguay donde se radicó es hoy un pujante sitio donde se distribuyen a Brasil y otras regiones desde cigarrillos truchos hasta otras drogas que también se guardan en Aloha y salen de ahí en todas direcciones.

Fuente: DiarioTAG