ASESINAN A UNA PERIODISTA SALVADOREÑA QUE ESTABA DESAPARECIDA

El periódico salvadoreño La Prensa Gráfica (LPG) informó hoy que una de sus periodistas, desaparecida desde el sábado, fue asesinada y su cuerpo encontrado en una ruta del oeste del país.

“La Policía Nacional Civil (PNC) confirmó que un cadáver encontrado ayer en Santa Rosa Guachipilin, en Santa Ana, pertenece a la periodista de El Economista, del Grupo LPG, Karla Lisseth Turcios”, informó hoy el periódico en su portal online.

El diario detalló: “El subcomisionado destacado en Santa Ana, Hugo Bonilla, dijo que el esposo de la periodista, Mario Huezo, hizo el reconocimiento del cadáver por medio de una fotografía” y que “identificó la ropa que usaba Karla y una cicatriz que tenía”.

Ayer, horas después de la desaparición de la periodista, la Fiscalía salvadoreña había informado que encontró el cuerpo de una mujer que había sido “estrangulada”.

La policía encontró una nota en la casa de la periodista asesinada que decía “adiós a su hija lic p-rro”, dirigida aparentemente al padre de Turcios, quien recientemente “tuvo problemas con un hombre que ofrecía plazas en la Corte Suprema de Justicia”, según contó su esposo.

Según el diario, el padre de la periodista le había entregado los currículum de Turcios y su esposo a un desconocido que resultó ser un estafador, informó la agencia de noticias EFE.

El asesinato de la periodista de 33 años suscitó consternación y tristeza en el gremio periodístico.

“Brindamos nuestras condolencias y pesar a su familia, al Grupo de LPG y al gremio de la prensa nacional. Es triste y condenable tanta criminalidad”, publicó en un grupo de periodistas de WhatsApp el director del diario digital ContraPunto, Juan José Dalton.

Por su parte, el primer ejecutivo del matutino El Diario de Hoy, Fabricio Altamirano, exigió en Twitter a las autoridades “una investigación inmediata de este imperdonable crimen” y envió su “más profundo sentido pésame” a la familia.

El Salvador no sólo es uno de los países con más homicidios y casos de violencia armada del mundo, sino también una de las naciones con más femicidios en la región.

Fuente: Télam.