ASESINARON A UN COMISARIO CUANDO INTENTÓ DETENER A UN PELIGROSO PIRATA DEL ASFALTO

El jefe policial fue el primero en ingresar a la casa en la que se refugiaba Pajarito, quien le disparó a quemarropa.

Las fuerzas de seguridad rodearon la casa y decidieron que era el momento para detener a un peligroso pirata del asfalto. El primero en entrar fue el comisario inspector Miguel Angel Duarte (48). Del otro lado de la puerta lo esperaba una lluvia de balas. El jefe policial fue asesinado y en el tiroteo también murió el delincuente que estaba prófugo.

El trágico operativo se realizó el miércoles en la localidad correntina de Alvear, a 430 kilómetros de la capital provincial. Duarte, jefe de la comisaría local, había participado de la investigación contra una banda de piratas del asfalto acusada de cometer reiterados robos a camioneros en la ruta 14.

Las tareas de seguimiento ya había permitido atrapar a algunos de sus integrantes. Sin embargo, aún se mantenía prófugo José Antonio “Pajarito” Da Rosa (35), con una condena previa por un doble crimen y señalado como uno de los cabecillas de la organización.

Los investigadores determinaron que Da Rosa estaba escondido en una casa del barrio Mitre, cerca del cementerio local. El miércoles, alrededor de las 7.30, se montó un operativo en esa zona para detenerlo.

Duarte se puso al frente del allanamiento, que incluyó la participación de agentes de la Federal y sus pares de Entre Ríos. Cuando los policías ingresaron a la casa, Da Rosa disparó con una escopeta a quemarropa sobre el comisario, que recibió un impacto en la cabeza y murió en el acto.

Acorralado, “Pajarito” -que llevaba puesto un chaleco antibala- se tiroteó con los otros policías y también murió, según detallaron voceros de la Jefatura de Policía de Corrientes. En la causa, están detenidas otras seis personas, tres de ellas en Entre Ríos.

Fuentes policiales señalaron que la banda operaba sobre la ruta nacional 14, entre Chajarí y Alvear. En varias ocasiones atacaron a balazos a los transportes para obligar a sus conductores a detener la marcha. Uno de los conductores terminó muerto y otros tres heridos.

El ministro de Seguridad de Corrientes, Juan José Desimoni, destacó el trabajo de Duarte. “Es un héroe para la Policía de Corrientes y para el pueblo de Corrientes, porque estos servidores ponen en juego su vida para tratar de defender la vida de los conciudadanos. Merecen nuestro reconocimiento y estamos dispuestos a dárselo”, aseguró el funcionario. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el gobernador también expresaron su “pesar por la pérdida de un miembro de la fuerza pública”.

Este jueves, los familiares de Duarte esperaban que los restos sean trasladados a la localidad santafesina de Florencia, donde había nacido. La víctima tenía una hija de 14 años y un varón recién egresado de la escuela de oficiales de la Federal, según informó el sitio Digitalsantome.

Da Rosa no era un desconocido para la Justicia de Corrientes. En 2012 había sido condenado a 12 años de cárcel por asesinar a Aníbal Díaz (76) y su esposa, Catalina Palacios (72), durante un robo que cometió con dos brasileños.

Los investigadores aseguran que tras recuperar su libertad, “Pajarito” formó una banda de piratas del asfalto acusada por el crimen del camionero santafesino Sergio Luis Gasser, quien fue hallado asesinado a balazos en noviembre cerca del paraje “Cuatro Bocas”, en el límite interprovincial. La víctima había finalizado el reparto de carne para un abasto de Santa Fe y retornaba a su provincia cuando fue atacado por los piratas del asfalto. En esa ocasión la Policía halló dentro del camión un maletín con 35.000 pesos, lo cual hizo suponer que la víctima huyó al ser atacada a balazos y la banda abortó el robo.

El 21 de diciembre, dos integrantes de la Policía Federal que escoltaban un camión que transitaba por la ruta nacional 14 se tirotearon con la banda de piratas del asfalto en la zona de Alvear. El suboficial Mario Sánchez sufrió una herida de bala en una de sus piernas al intentar repeler el ataque de los delincuentes.

Tras ese episodio, un grupo de agentes federales se sumó a la investigación contra la banda y se ordenó un amplio despliegue en la zona. Los asaltantes fueron cercados y cayeron en distintos operativos. Tras la muerte de “Pajarito”, la causa tiene un sólo prófugo.

Fuente: Clarín