ATACARON LA CASA DEL PRESIDENTE DEL CONCEJO DE PAMPA DEL INFIERNO: “FUE BASTANTE FUERTE”

Durante la madrugada pintaron paredes y rompieron un vidrio de la vivienda del radical Mauro Montenegro, presidente del Concejo de Pampa del Infierno. No señaló culpables porque “no tengo pruebas”.
El hecho sucedió en plena madrugada, cerca de las 4 de la mañana, cuando un el funcionario escuchó que se rompió un vidrio de su vivienda, se despertó para ver qué ocurría y vio un ladrillo en el interior. Posteriormente, cerca de las 7 de la mañana, salió y vio que en las paredes de su casa estaban pintadas frases que decían “negro de mierda, ladrón”, “sinvergüenza”, “ojo, sabemos dónde vivís” y “traidor”.
En diálogo, Montenegro manifestó que el hecho fue “bastante fuerte” y que “me escribieron un montón de cosas, me rompieron el vidrio de mi casa, la casa de mis padres”.
Ante la consulta de si tiene sospechas, el hombre dijo que “no sabemos de dónde viene”, aunque agregó que “yo trato de no decir tampoco, puedo pensar pero no tengo pruebas. Sí el día cuando yo tenga alguna prueba podré decirlo”. Lo mismo consta en la denuncia policial.
El suceso despertó el rechazo de gran parte de la dirigencia política y Montengro dijo que recibió el apoyo de Provincia como así también a nivel local y de distintos partidos políticos.
Cabe remarcar que el Foro de Concejales de la UCR emitió un comunicado en el que expresaron que “esperamos que pronto aparezcan los responsables de tan terrible acto, que demuestra no sólo la intolerancia hacia el cumplimiento del deber público sino también buscan sembrar miedos”.
Por su parte, la intendente Glenda Seifert también lamentó lo ocurrido y expresó su “solidaridad con Mauro Marcelo Montenego, nuestro Presidente de Concejo y toda su familia por los hechos vandálicos y amenazas sufridas en su vivienda”. Además, señaló que se trató de “hechos cobardes que pretenden atacar y amedrentar a una persona de bien”.
Repudio categóricamente este tipo de acto mal intencionado y acompañare en todo lo necesario para que este hecho se esclarezca. Merecemos vivir en tranquilidad. Estos hechos nunca más”, finaliza el escrito.