BRASIL REPORTÓ UN NUEVO RÉCORD DIARIO DE MUERTES Y SUPERÓ LOS 2.000 FALLECIDOS POR CORONAVIRUS

Autoridades sanitarias de Brasil reportaron este viernes un nuevo récord diario de muertes por Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus: fue de 217, cifra que a la vez hizo que el país supere los 2.000 decesos. En concreto, 2.141 personas perdieron la vida a causa de la pandemia global.

La cantidad de casos positivos registrados durante el último día fue de 3.257, lo que elevó el total a 33.682. Brasil es el país latinoamericano con la mayor cantidad de transmisiones y fallecidos.

El Ministerio de Salud de Brasil afirma que el número real de casos podría ser mayor, ya que sólo los pacientes ingresados en los hospitales hacen pruebas y hay casos de testeos en espera de confirmación.

Jair Bolsonaro en la asunción del nuevo ministro de Salud de Brasil, Nelson Teich, este 17 de abril de 2020 (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Jair Bolsonaro en la asunción del nuevo ministro de Salud de Brasil, Nelson Teich, este 17 de abril de 2020 (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Por otro lado, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reiteró este viernes su llamamiento a reanudar la actividad económica y reabrir fronteras pese a la pandemia de coronavirus. “Es un riesgo que corro”, declaró el mandatario en la toma de posesión del nuevo ministro de Salud.

Nelson Teich ha tomado posesión del cargo después de que su predecesor, Luiz Henrique Mandetta, fuese apartado del cargo por las discrepancias con Bolsonaro en la gestión del brote. Mandetta defendía medidas de confinamiento, en contra del criterio del presidente.

Su sustituto ha llegado al Ministerio abogando por intensificar la colaboración con las autoridades de los distintos estados y por ir adaptando las directrices en función de los datos, también los económicos. “El objetivo siempre es la gente”, ha dicho Teich, en un discurso en el que no ha anunciado ninguna nueva medida, según G1.

Bolsonaro también ha participado en el acto, desde el que ha vuelto a abogar por reanudar la actividad económica para contener los efectos colaterales de la emergencia sanitaria. En sus últimas previsiones, el Fondo Monetario Internacional (FMI) augura que el PIB brasileño se contraiga un 5,3 por ciento.

“Esta lucha para comenzar a abrir el comercio es un riesgo que corro, porque si la situación empeora, caerá sobre mí”, ha asegurado el presidente, que solo ve necesario que permanezcan en sus hogares los ancianos y las personas con enfermedades crónicas, considerados los dos principales grupos de riesgo.

El presidente también ha planteado la posibilidad de dar marcha atrás al cierre de las fronteras terrestres, en vigor desde mediados de marzo. “¿Por qué cerrar la frontera con Paraguay si es una frontera seca que no podemos controlar (…) Lo mismo ocurre con Uruguay”, ha esgrimido.

Fuente: Infobae