CASO CLAUDIA FRANCO: «NI EL FISCAL NI LA DEFENSA SABEN AÚN LO QUE REALMENTE OCURRIÓ»

El miércoles se realizó una conferencia de prensa en la que informaron sobre el estado de la causa por el asesinato de Claudia Franco. La misma fue llevada a cabo por el fiscal Elio Mari acompañado por el director de Zona Interior de Charata e investigadores relacionados a la investigación.

claudia

Mari señaló que hay dos detenidos en carácter de imputados y el vencimiento para resolver la situación procesal de ambos es alrededor del 9 o 10 de junio. Recordemos que el pasado 28 de mayo fue liberado Enzo Luciano Orellana, expareja de Claudia.

El caso

El cadáver calcinado de Claudia Vanesa Franco fue hallado al borde de un camino rural, a ocho kilómetros de la ciudad de Charata, el domingo 3 de mayo al mediodía. Sus familiares habían denunciado que no tenían contacto con ella desde la noche del viernes anterior. Posteriormente, se determinó que habría recibido un balazo en el pecho, luego atropellada por un automóvil y finalmente incinerada por lo que se debió practicar una pericia de ADN para confirmar que se trataba de la mujer de 32 años de edad.

Pericias

Se trata de las pericias realizadas sobre los dos elementos secuestrados: el arma y el auto de la joven detenida. El fiscal recordó que la pistola calibre 22 y el vehículo fueron secuestrados tras el allanamiento realizado el 18 de mayo. Explicó que uno de los avances de las pericias está en el auto, sobre lo que detalló: “En lo que respecta a la alfombra del baúl, no sería la original”.

Según el equipo de investigación el hecho comenzó el 30 de abril y murió por un disparo en el lado izquierdo del pecho (de forma ascendente-descendente).

La amiga de Claudia

El desarrollo de la investigación llevó a que, actualmente, una amiga de Franco esté detenida, y un auto y un arma que le pertenecerían estén secuestrados. Marcelo Morales, abogado defensor de una de la joven detenida, aseguró que es una causa muy importante dentro de la sociedad, y que su defendida se encuentra con tratamiento psicológico, y “tratando de sobrellevar la privación”.

Ni el fiscal ni la defensa saben aún lo que realmente ocurrió, sentenció Morales