CHACO: MIENTRAS SU EX INTENTABA MATARLA, LA ABUELA DEL AGRESOR LA DROGABA «PARA QUE DUERMA BIEN»

La grave denuncia la radicó la joven de 25 años, que relató en primera persona el calvario que le tocó vivir en manos de su ex pareja y la abuela de éste.

En la denuncia, la mujer cuenta que el pasado miércoles iba camino a la terminal a buscar a su hermana, cuando de repente aparece su ex pareja de apellido Cabral, a bordo de una motocicleta.

Allí comenzaron los primeros insultos, en plena vía pública de la localidad de Pampa del Infierno. Pero eso fue solo el inicio de hora de un tremendo y despiadado ataque.  “Él fue a dejar su moto ahí cerca y cuando regresó me agarró de los pelos y me comenzó a pegar piñas en la cara”, continúan relatando la joven Noelia y contó que tras esta golpiza la introdujo en el interior de la vivienda de su ex.

En la casa del atacante, estaba la abuela del sujeto, que “no dijo nada, solamente miraba como él me pegaba. Después me tiró al piso y me empezó a pegar por todo el cuerpo, por la cara y la boca”, declaró la joven víctima.

Sin embargo, el salvaje ataque no fue todo, porque según relata Noelia en su denuncia, a la que, “la policía llegó pero salía Ramona (abuela del atacante), y le decía que estaba todo bien. Esto ocurrió unas tres veces, mientras yo estaba atada en una silla de madera en la pieza de él y me tapaba la boca diciendo que si gritaba me iba a matar, teniendo un cuchillo sierrita en la mano, con el que me cortó el brazo izquierdo”.

Las horas pasaron y Noelia seguía atada, golpeada y mal herida. Pidió ir al baño y los golpes volvieron, “después de las 3:00 pedí para ir al baño y le dije que no me podía levantar porque me dolía la cintura, pero Facundo nuevamente me empezó a patear…y como no me podía levantar me agarró de los pelos, me arrastró por la casa hasta llegar al baño donde me pateó nuevamente y luego al estar entrando al baño me pegó una trompada en la cabeza, donde caí inconsciente y me desperté en la cama”.

Los más tremendo, es la complicidad y participación que tuvo la abuela del agresor, así lo denunció Noelia en la comisaría local, “Ramona me puso una inyección, diciéndome  `con esto vas a dormir bien´.

En cierto momento, la joven logra escapar de la vivienda, pero su agresor la retoma de los pelos “y me llevó arrastrando de nuevo a la casa, yo gritaba pero nadie salió a ayudarme”. Ya, pasadas 7 horas de calvario, “Facundo me levantó pegándome en la espalda, y me ahorcaba donde casi me mata porque yo sentía que me desvanecía”. Todo esto duró desde la medianoche y hasta las 10 de la mañana,  donde la hermana de la joven agredida llegó a la vivienda, “pero Facundo le dijo que nos caímos de la moto y no quería que me lleven al hospital. Después de un rato lo convenció de que me lleven a mi casa».

Una vez en la casa familiar, Noelia contó la verdad de lo ocurrido a su hermana, que decidió sacarlo del lugar al agresor. Según relata la víctima, el joven, antes de irse dijo “no me importa ir preso porque salgo y la voy a matar, porque a Noelia, la voy a terminar matando”.

El joven fue detenido y se encuentra en esa situación, acusado de lesiones, amenazas y privación ilegítima de la libertad.  La joven, tras ser atendida en Sáenz Peña, está fuera de peligro y con la decisión de dar a conocer su caso a través de los medios y redes sociales, para poder así salvar su vida, exigir justicia y para que este caso no termine en femicidio.

Fuente: Diario21