CORRIENTES: APURÓ EL PARTO, TUVO A LA BEBA Y LA ARROJÓ AL PATIO DE UNA VECINA

En la localidad de Mercedes, distante 240 kilómetros de Capital, una beba recién nacida fue arrojada en una bolsa de plástico al patio de una vivienda. Por fortuna y gracias al rápido accionar de una vecina y de los efectivos policiales se recupera en un hospital en Capital.

115064

María Luz Montiel es vecina de las 50 viviendas en el barrio José María Gómez de la ciudad mercedeña.

Ayer cerca de las 8, decidió sacar a su mascota al patio y se encontró con una bolsa de residuos que se movía. Al acercarse y abrir el paquete halló una beba recién nacida.
“Fue un momento de nerviosismo, no sabía qué hacer. Llamé a mi hijo Eduardo y le conté que tenía una beba en el patio. Él se levantó y fue a la comisaría. Mientras yo agarré una toalla y la tapé”, contó María.
La comisaría Segunda se ubica a tan solo una cuadra de la casa donde hallaron a la criaturita, de tan solo 40 semanas de gestación.
“El Policía llegó y la llevó en un móvil al hospital. Después de las averiguaciones me informaron que era de mi vecina. Hay un tejido que nos separa en el sector del patio”, contó María, quien al enterarse de la reacción de la supuesta madre solo atinó a llorar.
Por su parte el cabo Juan Antonio Olivera fue quien llegó a auxiliar a la familia que halló la beba. “Cuando me avisaron no dudé en ir, hacía mucho frío y ya me fui preparado para encontrarme con lo peor”, contó el funcionario.

“Llegué y estaba la beba envuelta en una toalla y vi que se movía. Saqué entonces mi campera y la cargué en mis brazos. Corrí hasta la comisaría mientras avisé al oficial lo que pasó”, relató Olivera. Recordó que, la recién nacida, respiraba muy despacio.

“Le pedí a Dios que la ayude a seguir viviendo y por fortuna me escuchó”, comentó.

PARTE DEL EQUIPO DE EFECTIVOS QUE LLEVARON URGENTE A LA BEBA HASTA EL HOSPITAL.

Es así que junto con otros camaradas llevaron en el patrullero a la beba hasta el hospital local.
Allí ingresó la pequeña casi sin signos vitales, pero gracias al trabajo de los facultativos médicos de reanimación la estabilizaron.
Horas más tarde fue derivada al Hospital Pediátrico Juan Pablo Segundo.
Sin embargo al cierre de esta edición, fuentes cercanas al caso comentaron a este medio que la beba quedó internada en el servicio Neonatal del hospital Llano, recuperándose.
En tanto se supo que en el hospital de Mercedes, en horas tempranas de ayer, ingresó una mujer de 22 años, con “trabajo de parto inducido”.
Luego de tomar conocimiento del hallazgo de la beba, los efectivos acudieron al centro de salud y la sospechosa quedó bajo custodia.

Rápido accionar policial
La comisión de uniformados que llevó rápidamente a la recién nacida al hospital de Mercedes estuvo integrada por el oficial José Vargas, el cabo primero Wilson Sánchez y el cabo Juan Olivera.
Olivera contó a la prensa que es oriundo de la ciudad de Goya y que todas las semanas concurre a prestar servicios a Mercedes.

Es padre de una niña de 8 años y no dudó en auxiliar a la pequeña.

“Hay situaciones que no entendemos cómo es el ser humano”, se lamentó el funcionario.
Resaltó la importancia de haber concurrido al curso de primeros auxilios en el que participó cuando ingresó a la Fuerza.

En la comisaría mercedeña se realizaron de oficio las actuaciones sumariales correspondientes. Continuaron, además, con el trabajo investigativo a fin de esclarecer el hecho.
Fuente: Diario 21