DEJABA QUE VIOLEN Y FILMEN A SU HIJA PARA `PAGAR A SU DEALER

La madre fue condenada a 51 años de prisión por haber sido encontrada culpable de entregar a la niña de 11 años para ser sometida por quien le conseguía la droga.

f300x0-28784_28802_96

Las palabras de la jueza Leslie Ghiz impactaron a todos los presentes de la Corte del Condado de Hamilton, en Ohio, ayer martes. Fueron directas y justificaban la dura sentencia que dictó contra April Corcoran. «Puedo decir sinceramente que, en tres años y medios que llevo sentada aquí, esta es por lejos la peor cosa que llegó a esta corte».

Corcoran tiene 32 años y pasará 51 años de prisión. El delito que cometió es siniestro. Fue hallada culpable de financiar su adicción a la heroína entregando a su hija de 11 años a su dealer, quien con el consentimiento materno la violaba y drogaba repetidamente. En oportunidades, según consignó el diario Cincinnati Inquirer, también permitía que el traficante grabara el sometimiento a la menor.

La corte comprobó los delitos de compicidad en violación, tráfico humano y poner en riesgo de vida a un menor. El traficante y violador, Shandell Willingham, espera su sentencia. Pero el crimen de ambos no terminaba allí. Una vez que fuera brutalmente sometida por Willingham, su madre le proporcionaba a su hija de 11 años heroína, como «recompensa» por lo que había hecho. La niña vomitaba cada vez que era obligada a semejante rutina.

La vida de la pequeña -hoy de 13 años- podría no encaminarse jamás. Ahora vive junto a su padre y su madrastra y está en permanente tratamiento médico y psicológico para recuperarse del infierno que padeció. Las violaciones y el consumo obligado de heroína se repitió al menos cuatro veces entre febrero y junio de 2014.

Quien denunció la situación fue su padre, cuando la niña se mudó con él y pudo comprobar lo que había sucedido. Su abuela dijo ante la corte: «Vi a mi nieta. Escuché su pequeña voz. Fue horrible. ¿Cómo pudo hacer eso? No sé si mi nieta podrá hacer frente a esto y tener una vida normal».

«Como padre, es difícil imaginar cómo podrías usar a tu hijo para satisfacer tu adicción a las drogas», subrayó el fiscal del Condado de Hamilton, Joseph T. Deters.

El consumo de heroína en los Estados Unidos ya es considerado por las autoridades sanitarias norteamericanas como una «epidemia». El país productor de esta droga es México, donde se hace poco para combatirla.

Fuente: Diario Primera Línea