DESDE EL 2016 VENDERÁN EL PRIMER CASCO DE REALIDAD VIRTUAL

La versión destinada a la comercialización masiva del casco Oculus Rift fue mostrada por primera vez a pocas horas del inicio oficial de la feria E3 de videojuegos que se desarrolla en Los Ángeles.

dk2-product

Tras años de desarrollo, el casco será lanzado en el primer trimestre de 2016, aunque la fecha exacta y el precio aún no han sido difundidos.

«Siempre hubo distancia entre los jugadores y el juego», comentó Jason Rubin, a la cabeza de los estudios Oculus. «Finalmente podemos crear universos que parecen ser reales. 2016 será un año absolutamente increíble para los videojuegos», aseguró.

El casco será vendido con un mando concebido inicialmente para la Xbox, una perspectiva considerada «increíblemente apasionante» por Phil Spencer, responsable de la división Xbox de Microsoft, que participó de la presentación.

«Creemos que podremos crear experiencias de realidad virtual de punta con Oculus, sobre la base de Windows», el sistema operativo estrella de Microsoft, añadió.

JUEGOS

Oculus VR dedicó gran parte de su presentación a los contenidos, el principal problema con el que se encuentran todos los hardware nuevos para lograr atraer usuarios, y anunció que invertirá u$s10 millones para acelerar el desarrollo de juegos para esta plataforma.

oculus-rift-inside

La empresa dio a conocer ocho títulos para Oculus Rift, ninguno producido por los grandes fabricantes del sector, que van desde el simulador de naves espaciales Eve Valkyrie hasta la aventura en tercera persona por la Antártida Edge of Nowhere.

En esta colección hay además un juego de deportes, VR Sports Challenge, uno de disparos en primera persona, Damaged Core, y otros títulos como Chronos, Esper, Lucky’s Tale y AirMech VR.

El software de Oculus Rift constará con un menú de inicio con acceso a una librería de juegos y un apartado para interactuar con amigos en esa plataforma sin necesidad de quitarse el dispositivo, cuyos creadores reiteraron que es ergonómico y ligero.

Aunque no precisó si Oculus será compatible con la Xbox, Brian Blau, analista de Gartner, evoca una sociedad rentable para ambos que abriría también la puerta a una sincronización con Windows 10, la nueva versión del sistema operativo de Microsoft anunciada para fines de julio.