DESORIENTADO, EL CLAN TINAYRE CRUZÓ A NATACHA JAITT: «UNA PROSTITUTA QUE DA LOS NOMBRES DE CON QUIÉN SE ACOSTÓ ES UNA TRAIDORA»

Luego de que Mirtha y Nacho Viale fueran con todo contra la invitada, llegó el turno de Marcela. «Si habló, que presente pruebas», dijo.

La visita de Natacha Jaitt a la mesa de Mirtha Legrand provocó un escándalo. La producción la invitó a la mesaza del sábado y promocionó su presencia en las redes sociales pero luego, cuando la mediática disparó polémicas declaraciones, el Clan Tinayre la atacó sin vueltas.

Todo empezó cuando importantes figuras cuestionaron que se le haya dado entidad a una persona que se sentó a ensuciar gente sin mostrar pruebas.

Primero Mirtha, a través de un mensaje, criticó a la producción por haber llevado a Natacha, a pesar de que ella no estaba de acuerdo. «Fue usted la que me metió en esto. Hágase responsable ahora. Yo me oponía y ustedes insistían. Me hacen daño», escribió la diva, en un texto dirigido a una productora.

Luego, ante los cuestionamientos, Nacho Viale dio la cara y en diálogo con Jorge Lanata pidió disculpas como productor general. Dijo que invitó a Jaitt porque creyó que le daría rating al programa y reconoció que fue un error. Sin embargo, aclaró que «cada invitado dice lo que piensa asumiendo su responsabilidad».

«Estoy mal a nivel personal porque nunca existió la intención de hacer daño. El programa siempre se caracterizó por una gran diversidad y libertad. Han pasado millones de declaraciones. Cada invitado ha dicho lo que quería asumiendo su responsabilidad. No somos un programa de investigación, somos un programa de interés general donde se acatan todas las voces», comentó, en defensa a la mesa del sábado, donde estalló todo.

Ahora fue Marcela Tinayre la que rompió el silencio y apuntó directamente contra Natacha Jaitt. En su programa, Las rubias más uno, pidió que no criticaran ni a su madre ni a su hijo. Y reveló que Mirtha y Nacho Viale están muy mortificados por la situación.

«Es un día difícil. Pasaron cosas en el programa de mi madre el sábado a la noche…», dijo Marcela. «Sé que mi hijo pidió disculpas por el error de haber invitado a esta mujer», siguió. Y reflexionó: «Es tan difícil el equilibrio, porque si la hacen callar es censura. Si le dicen que se retire de la mesa… censura».

Luego se enfocó en Natacha: «Se dieron muchos nombres. Tampoco esta mujer Jaitt es la imagen de la Justicia. Ella tiene que presentar pruebas, y espero que hoy la Justicia ya la haya citado, porque no se puede hacer daño a tantas familias si no se tiene todo esto comprobado. Ella ya destruyó a una familia. Porque se puede ser prostituta en la vida, eso nadie se lo va a criticar, pero una prostituta que da los nombres de con quién se acostó, es una traidora«.

Lejos de quedarse callada, la hija de Mirtha atacó de nuevo. «Todo esto tocó a la patria periodística. Va a tener que demostrarlo, y se va a comer una fuerte denuncia si no tiene los papeles que ella dijo», continuó.

«Esta mujer, cuando fue el caso de Latorre paseó por todos los programas contando cosas siniestras. El error fue haberla invitado. Va a tener que comprobarlo. Vayan a la casa de Jaitt, no bastardeen a mi madre o a mi hijo. Indaguen con ella, porque fue ella la que hizo estas denuncias», completó. Finalmente, aunque sin nombrarlo, se hizo eco de las palabras del periodista Carlos Pagni, que acusó al programa de prestarse «para una operación». En ese sentido, negó que haya habido un operativo para perjudicar a determinadas personas.

Fuente: TN