DIO A LUZ Y ABANDONÓ A SU BEBÉ EN EL BAÑO DE UNA ESTACIÓN DE SERVICIO

«Un muchacho entró diciendo que era una emergencia y pidió toallitas. Los domingos viene mucha gente porque hay una feria muy cerca de acá. Más tarde, cerca de las 18 una señora avisa que el baño estaba lleno de sangre. La señora encargada de limpiar entró y descubrió una bolsa», contó uno de los empleados de la estación de servicio, a los medios presentes allí en el barrio porteño de Mataderos.

la_bolsa

El hombre contó que al tomar la bolsa, la encargada «la sintió pesada», y que la pareja, había llegado con su hija. «La chiquita le pasaba por abajo las toallitas a la madre… ¿Qué se yo? Puedo entender la situación de cada uno… ¿pero involucrar a una niña para que te ayude? ¿Qué explicación le das después…? Sobre la bebita…. su hermana…. Eso me mata», dijo el hombre, quien manifestó su deseo de que la bebé abandonada pueda encontrar una vida mejor. «Ojalá lo adopten, yo estoy seguro de que va a vivir y ser muy feliz», manifestó sobre el bebé, que se encuentra en buen estado en el Hospital Santojanni.

Al encontrar el bebé en la bolsa, los empleados del lugar lo arroparon y llamaron a la ambulancia. Más tarde fueron al Hospital a preguntar por su estado.

Natalia es la empleada que atendió al hombre de la pareja cuando entró pidiendo toallitas. «Me dijo que él no sabía cuáles llevar y me pidió que lo ayudara a elegir -contó. Cuando casi 40 minutos después, avisan que hay sangre en el baño, la señora encargada de la limpieza encontró la bolsa, y la dejó afuera del baño, apoyada sobre otra bolsa… y entonces la gente advirtió que la bolsa se movía», dijo la testigo, con algunas lágrimas.

Cuando abrieron la bolsa, descubrieron adentro a la bebé, todavía con el cordón umbilical, con sangre y placenta. «Por las cámaras, notamos después que fueron casi 40 minutos adentro de una bolsa. Fui al hospital y me dijeron que pesaba 3 kilos y, ahora está bien por suerte» contó la mujer, quien agregó que mientras la mujer estaba dentro, «no se escuchaban llantos, ni gritos, ni nada».

«Yo soy del barrio y al chico no lo reconocí -aseguró. La pareja salió caminando como si nada», dijo Natalia, quien fue una de las personas que se encargó de pedirle a los clientes que se acercaban «pañuelos de cuello, o lo que sea», mientras esperaban la ambulancia.

«Se la llevaron rápido y no sabíamos cómo estaba. Después fuimos al hospital y supimos que estaba bien», agregó la mujer, quien contó que intervino el SAME y la comisaría 42, próxima a la estación, ubicada en la esquina entre Lisandro de la Torre y Directorio.

El director del SAME, Alberto Crescenti, confirmó luego a DyN que la bebé entró con un cuadro de hipotermia al Santojanni, donde fue compensada por los médicos.

De: DiarioTAG para: http://porticonoticias.com/