DIPUTADA CANATA SEÑALA QUE LA JUSTICIA ES LA QUE DEBE DETERMINAR SI HUBO DELITOS

La legisladora provincial de Cambiemos, Ana María Canata, explicó los motivos que la llevaron a presentar una denuncia ante el Juzgado Federal de Sáenz Peña para que se investiguen presuntas irregularidades que se habrían cometido en la Universidad Nacional del Chaco Austral. La diputada dijo que presentó la denuncia ante sospechas y documentación que tenía en su poder.

nota_8267b1df748fe7af76317ea88fc11099

El allanamiento de las instalaciones de la Universidad del Chaco Austral (Uncaus) que ordenó la Justicia Federal de Sáenz Peña, a cargo del juez, Aldo Alurralde, se llevaron a cabo a partir de la denuncia de la diputada Canata por supuesto fraude a la administración pública, negociaciones incompatibles, malversación de caudales públicos, lavado de activos y supuesto enriquecimiento ilícito, entre otras imputaciones hechas contra el actual rector, Omar Judis.

“Presenté la denuncia porque algunas cuestiones no estaban claras y con la documentación que tenía en mano. Acá no se trata de que uno esté en contra de la Universidad. Soy saenzpeñense y trabajé para que esa universidad se conformara. Para mí es un orgullo que exista la Uncaus, pero no estoy de acuerdo -porque tenía conocimiento que existirían irregularidades- con respecto al manejo académico dentro de la facultad”, dijo Canata en declaraciones a RADIO CIUDAD.

La legisladora explicó que con esas dudas y con la documentación que tenía en sus manos, más las denuncias que había recibido, primero se dirigió ante  los organismos nacionales de los cuales dependen las universidades. Así fue que acudió al Ministerio de Educación de la Nación, a la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau), la Sindicatura General de la Nación y la Auditoría General de la Nación.

Canata indicó que todos los casos le solicitaron que presentara una denuncia formal en el Juzgado Federal de la jurisdicción donde se encuentra la universidad, y por esa razón se presentó ante el tribunal del juez Alurralde en Sáenz Peña.

“Lo hice ante sospechas y documentación que yo tenía. Ahora le corresponde a la Justicia investigar si la documentación presentada y lo que yo manifiesto es así”, sostuvo.

“Yo tenía información sobre supuestas irregularidades en las designaciones que se hicieron en los últimos tiempos. Si se mira el listado de las autoridades y se encuentra, por ejemplo, a toda la familia Judis, algunos incluso con cargos superpuestos, cuando la ley especifica que no debe ser así”, señaló Canata.

“Además, no se realizaron en tiempo y forma las asambleas que exige el estatuto para la elección de autoridades. Era todo arbitrario, todo cerrado y a dedo. A su vez, tenía en mi poder numerosas denuncias que ya estaban en la Justicia Federal de empleados que fueron despedidos en forma arbitraria”, agregó.

“La Uncaus funcionaba muy bien, después el actual rector fue a ocupar un cargo primero en la provincia durante la gestión del gobernador, Jorge Capitanich, después va a Buenos Aires cuando Capitanich fue jefe de Gabinete, y ocupó un cargo en el Ministerio de Infraestructura de la Nación, y ahí comienzan a producirse estas cosas raras”, señaló la legisladora.

“La Justicia federal tendrá que determinar si hubo o no abuso de autoridad, si hubo o no malversación de fondos, y a su vez todo lo que implica esta causa”, añadió.

“Estoy en este momento ocupando un cargo como diputada provincial y creo que debo rendir cuentas a la sociedad, y más cuando uno tiene documentación y sospecha estas cosas. Porque estas son sospechas, yo no puedo afirmar nada porque la Justicia es la que va a determinar. Correspondía que me presente, y así lo hice”, concluyó la legisladora de Cambiemos.

Fuente: Chaco Día por Día