DIRIGENTES DE CAMBIEMOS REITERARON CRÍTICAS AL KIRCHNERISMO POR DISPUTA SOBRE EL TRASPASO DE MANDO

Dirigentes de Cambiemos reiteraron hoy sus críticas al kirchnerismo por la polémica en torno al traspaso de mando, a raíz de la persistencia de la presidenta Cristina Fernández a realizar esa ceremonia en el Congreso, en contraposición con la intención de su sucesor, Mauricio Macri, de recibir los atributos en la Casa Rosada.

dyn01_32

El futuro presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, afirmó que desde Cambiemos no tienen miedo que Macri sea insultado durante el acto de asunción en el Congreso, aunque lo que no quieren «es que se abochorne al presidente de la Argentina», por lo que advirtió que «si la ceremonia se transforma en una batalla campal», se dañará al «país».

El jefe de Gobierno porteño electo, Horacio Rodríguez Larreta, reiteró que si la Presidenta «no quiere ir» al acto de traspaso de atributos a Macri en la Casa Rosada, no se la puede «obligar», por lo que ratificó las intenciones de Cambiemos respecto del lugar para realizar la ceremonia.

«Puede haber incidentes si los dirigentes exacerban la confrontación, pero no incidentes con el Gobierno, sino privados», alertó Pinedo, y pidió «actuar con responsabilidad para que esto no pase».

Si bien señaló que es «necesario hacer un acuerdo democrático para el país», enfatizó que si no se alcanza un «acuerdo, se hará lo que diga el presidente que el pueblo eligió».

«Nunca jamás se discutió algo así. Ni siquiera en momentos de traspaso muy conflictivos como en los traspasos de la dictadura a la democracia, o en 1989, con una hiperinflación», repasó y definió como «absurda» la controversia. Larreta sostuvo que Macri «va a tomar los atributos en la Rosada» y señaló que «lo lógico e institucional es que se los diese la Presidenta saliente», aunque reparó: «Si ella no quiere ir, tampoco la podemos obligar».

Por fuera de Cambiemos, la ex senadora Hilda «Chiche» González de Duhalde consideró un «capricho» que la Presidenta quiera establecer las condiciones del traspaso y aseguró que la mandataria «se desespera por perder el poder».

Por eso, la esposa del ex presidente Eduardo Duhalde señaló que Fernández de Kirchner «no está bien» y que «está tratando de usar ese poder hasta último momento».

En tanto, el Club Político Argentino realizó un llamamiento a todos los sectores de la sociedad para que el traspaso de mando presidencial sea «una fiesta de todos», por lo que instó a «deponer toda rencilla».

La institución apeló «especialmente al sentido de la responsabilidad del gobierno saliente y a la convicción de dirigentes políticos del Partido Justicialista para que predomine la sensatez y el compromiso con la democracia por sobre otro sentimiento o conveniencia».

 

De: Diario Chaco para: http://porticonoticias.com/