DRAMA EN MAKALLÉ: UN HOMBRE HABRÍA ASESINADO A SU AMANTE Y SE HABRÍA SUICIDADO

Todo indica que Raúl Moreno mató a Norma Báez y huyó a un campo cercano donde se suicidó a los pocos minutos. De todos modos, los investigadores no descartan otras hipótesis.

f700x390-21763_60781_50

Norma Báez, de 35 años, fue hallada sin vida, asesinada de un disparo de arma de fuego, dentro del habitáculo de una letrina en la vivienda que compartía con su marido y sus hijas en la zona rural de Makallé conocida como «Campo Dalgesio”.

El hallazgo fue denunciado alrededor de las 8.30 ante la comisaría local. Una comisión policial acudió al lugar donde se entrevistó con el marido de la mujer, de 53 años, quien dijo que al regresar a su domicilio luego de realizar tareas rurales, se encontró con ese escenario.

El cadáver se encontraba boca arriba y muy cerca se encontró una vaina servida, correspondiente a un arma calibre 9 milímetros. Aunque estaba claro que ya no tenía signos vitales, los policías convocaron a un médico que certificó la muerte.

En el marco de la investigación, fueron entrevistadas la hija de la víctima, que contaron que el hecho ocurrió a primera hora de la mañana, entre las 6.30 y las 7. Dijeron que al escuchar un estampido salieron de la casa hacia el lugar donde se encontraba su madre y la hallaron en esas condiciones; de inmediato llamaron al hospital pero no obtuvieron respuesta.

En procura de hallar una pista sobre el o los autores del crimen, se les preguntó si sospechaban de alguien, a lo que las jóvenes dijeron que habitualmente veían a su madre con un tal «Gringo”, un peón de una estancia vecina, con el que creían que mantenía una relación extramatrimonial.

Con este dato, los policías buscaron al hombre pero no lograron dar con él en los lugares que solía frecuentar, por lo que se puso en marcha un rastrillaje por la zona, conjuntamente con el Departamento Investigaciones Complejas y Lucha Contra la Trata de Personas. En este marco, cerca de las 11, hallaron el cadáver de Raúl Moreno, alias Gringo, de 42 años, que presentaba una herida de arma de fuego en la sien izquierda y junto a él una pistola calibre 9 milímetros, marca Bersa, con una vaina servida.

Los cuerpos de Norma Báez y Raúl Moreno fueron trasladados al Imcif para que se les practicaran sendas autopsias de rigor. Mientras el arma, las vainas y los teléfonos celulares hallados junto a los cuerpos fueron secuestrados y serán sometidos a pericias por el Gabinete Científico.

Aunque todo apunta a Moreno como el autor del crimen, quien se habría suicidado casi inmediatamente, los investigadores no descartan otras hipótesis. Para avanzar en el caso se aguardan los resultados de las pericias forenses, como ser precisiones sobre la data de la muerte.

 

De: Diario Primera Línea para: http://porticonoticias.com/