EL 1 DE AGOSTO SE PEDIRÁ REABRIR LA DENUNCIA DE NISMAN

Autoridades judiciales esperan modificar el estado de la causa.

12022016180052.jpg-652x419

La denuncia que presentó antes de morir el fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner, a la que acusó de encubrir a Irán en el atentado a la AMIA, puede resucitar.

Apenas termine la feria judicial, el lunes 1 de agosto, se pondrá en marcha una doble estrategia judicial para reabrir el caso: por un lado, la DAIA presentará un pedido ante el juez federal Daniel Rafecas para que lo desarchive y la acepte como parte damnificada en el expediente. Y por el otro, el fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes, prepara un pedido para anular el fallo de Cámara que cerró la investigación, anticiparon fuentes judiciales.

«La DAIA ha tomado la decisión política, como damnificada por la denuncia y el atentado a la AMIA, de presentarse para conocer si la denuncia del fiscal Nisma n contra la ex presidenta tiene fundamento y si corresponde reabrir el caso», explicó el presidente de la entidad, Ariel Cohen Sabban. «La expectativa que tenemos es la de todos los argentinos, que pasa por conocer los motivos del juez para disponer el archivo. No decimos si hizo bien o mal, queremos seguir avanzando y saber el porqué de la denuncia», dijo.

El abogado Santiago Kaplun, secretario general de la DAIA, es quien patrocina la presentación que se elabora en el área de Legales de la institución. No quieren ir contra Rafecas, sino tener la posibilidad de que el juez analice su rol de damnificados por la denuncia de Nisman.

En paralelo, Moldes prepara un escrito para anular el fallo de la Sala I de la Cámara Federal que convalidó el archivo de las actuaciones.

La hipótesis del fiscal era que el pacto preveía dar de baja los pedidos de captura que pesan sobre funcionarios del régimen de Teherán para aligerar los cargos en su contra.

Moldes enfoca el problema como un caso de traición a la patria. «El atentado a la AMIA fue un acto de guerra. Y en los últimos 22 años hubo varios atentados similares en varios lugares del mundo. Todos ellos fueron combates de esa guerra larga e indefinida. Entonces, proporcionar cualquier clase de ayuda o socorro al enemigo -artículo 214 del Código Penal- es traición. Eso es lo que denunció Nisman, y esa denuncia se tendrá que reabrir», explicó Moldes.

Fuente: La Nación