EL FISCAL MOLDES PIDIÓ REABRIR LA DENUNCIA DE NISMAN E INVESTIGAR A CRISTINA KIRCHNER POR «TRAICIÓN A LA PATRIA»

El fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes apeló hoy la decisión de mantener archivada la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner por encubrimiento del atentado a la AMIA, al tiempo que pidió declarar nula la sentencia que determinó no avanzar con esa investigación y propuso acusar a la expresidenta de «traición a la Patria».

moldes_cfk

Se trata de un nuevo intento judicial en el marco del planteo que que tiene como objetivo reactivar la denuncia que Nisman presentó cuatro días antes de aparecer muerto en su casa de Puerto Madero, el 18 de enero de 2015, luego de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, finalmente declarado inconstitucional por la Justicia.

En las últimas semanas se produjeron en simultáneo varias acciones tendientes a reflotar la denuncia del fallecido fiscal contra la exmandataria: por un lado la DAIA le pidió al juez federal Daniel Rafecas desarchivar la causa, lo que fue rechazado por el magistrado, quien sin embargo concedió la apelación, que ahora fue impulsada por Moldes y quedó a consideración de la Sala I Cámara Federal.

El rechazo a la denuncia sostiene que existe ausencia de delito.

En su dictamen, Moldes manifestó que el fallo que ya había desistido de investigar la acusación de Nisman dictado por la Sala I de la Cámara, firmado por los jueces Eduardo Freiler, Jorge

Ballestero y Eduardo Farah, es nulo y que el delito que se debe investigar es el de «traición a la Patria».

El fiscal argumentó que no hay mayoría en el tribunal, sino que los tres votos de los magistrados «se expresan y construyen sobre argumentos diferentes y excluyentes entre sí».

«Uno de ellos señala que se deben investigar los términos de la denuncia; el otro sostiene que la denuncia es nula, mientras el tercero dice que, si bien el acuerdo suscripto entre la República

Argentina y la República Islámica de Irán es inconstitucional, aquí no hay delito», señaló Moldes.

Entendió entonces que no hay consenso y, por lo tanto, no hay una mayoría válida para desechar la presentación que hizo Nisman antes de morir, aunque evaluó que no se trata de un delito de encubrimiento, sino de «traición a la Patria».

Moldes aseguró que este delito se configuraría si se probara que «argentinos que ejercían cargos públicos relevantes y otros que no lo son pero que tan solo eran parte del desafinado coro de lacayos y cortesanos que suele acompañar los antojos y caprichos del poderoso, se habrían unido a los enemigos de la República para prestarles su ayuda».

El fiscal sostuvo que «podría estar la omisión de persecución de delincuentes, pues para Nisman el pacto con Irán conducía a un entorpecimiento a la persecución penal, tan enredada y falaz que, si no hubiera de por medio ochenta y cinco vidas segadas, causaría hasta un poco de gracia».

El expediente será ahora estudiado por la Sala I de la Cámara Federal, la misma que en marzo de 2015 y en una votación dividida había desestimado la denuncia de Nisman contra la entonces presidenta Kirchner por falta de pruebas.

Fuente: NA