«EL GOBERNADOR PEPPO NO TIENE LA PREPOTENCIA DE CAPITANICH»

Aída Ayala destacó la apertura de diálogo del Gobernado Peppo y expresó que «no tiene la prepotencia de Capitanich».También aseguró que su discurso de apertura hacia la gestión nacional abre el camino del milagro.

533175 (1)

Aída Ayala se integra día a día al equipo de trabajo que conformó el presidente Mauricio Macri y desde su lugar, en la Secretaría de Asuntos Municipales, se prepara para aportar la experiencia y capacidad de gestión que le permitieron gobernar Resistencia durante los últimos doce años.

La contingencia climática que atraviesa la región hizo que una de sus primeras acciones como funcionaria nacional sea justamente en el Chaco, donde permaneció durante casi una semana para recibir a intendentes de las distintas provincias de la zona, coordinar con ministros de Macri y también retomar el contacto con la ciudad y la gente.

Aída, sobre quien aún pesa la derrota del 20 de septiembre en las generales por la Gobernación, admite que le será difícil sacar al menos un oído del Chaco y prometió regresar cada «15 o 20 días» para atender a jefes comunales y «a los vecinos» en la Fundación Construir.

Estos días en Resistencia le sirvieron para analizar (y molestarse) por el desembarco de Jorge Capitanich en el municipio que ella llevó adelante entre 2003 y 2015. Desde la asunción de Coqui dijo que vio cosas que no le gustaron y que a su criterio deberían haber sido distintas.

También se refirió a Domingo Peppo, el gobernador, de quien valoró que «no tenga la prepotencia de Capitanich» y que, cree, su discurso de apertura hacia la gestión nacional abre el «camino del milagro» que en el Chaco y el resto del país comienza a verse, en el sentido de que dos gobiernos de distinto color político pueden trabajar juntos.
-¿Cómo fue el desembarco en Buenos Aires y de qué manera lleva adelante estos primeros pasos de la gestión nacional?

-Es un cambio muy trascendente, muy importante. Trabajar desde otro lugar, con mucha responsabilidad. Estoy muy feliz de integrar el equipo de Mauricio Macri porque cada una de las acciones las realizamos en nombre del Presidente. Se ha conformado (en el Ministerio del Interior) un gran equipo con seis secretarios, muy transversal, dando respuestas desde Nación a cada municipio y a cada provincia. Hay un trabajo articulado con Marcos Peña  (jefe de Gabinete) y Rogelio Frigerio (ministro del Interior). Lo importante es la visión, la misión y la experiencia, que la replico desde la Municipalidad de Resistencia. También lo del trabajo en equipo porque no existen liderazgos independientes sino que la información se comparte en reuniones de Gabinete. Yo tengo como subsecretario a Lucas Delfino, quien fue candidato a intendente de Hurlingham (un partido de Provincia de Buenos Aires) y cuatro directores entre los cuales están Alejandro Abraam y Alicia Ogara (ambos exfuncionarios suyos en el municipio capitalino). Además estamos conformando equipos de delegados regionales para el NEA, el NOA, Cuyo, el Sur, Centro y también en Buenos Aires. La idea es que todas las acciones que se realicen desde todas las áreas del gobierno nacional se monitoreen y no se superpongan.

-¿Se trata de otro desafío en su carrera política?
-Es un gran desafío. Estamos armando una Secretaría que era un búnker de La Cámpora en la cual solamente se atendía, entre comillas, a algunos municipios kirchneristas. Estamos viendo rendiciones y algunos programas enlatados, pero quiero decir que la asistencia a municipios va a seguir. En la Dirección Nacional de Preinversión Municipal (Dinaprem) estamos con muchos proyectos de muchos intendentes y todos continuarán. Nos ocuparemos de todo lo que esté encaminado, seguir acompañando a los intendentes. A todos. Porque se terminó la Argentina del ensañamiento y la discriminación. Yo lo tomo, como siempre, como un verdadero desafío. En mi vida siempre ha sido así. Esto es un sacerdocio, una forma de vida que he elegido que es el servicio. Esta que arrancó es una experiencia muy linda, un equipo fantástico con gente que viene a dar la vida por este país.-Ustedes vienen de dos derrotas a manos del Frente para la Victoria en el Chaco, tanto la suya en la provincia como la de Leandro Zdero en Resistencia, y en estos días tanto usted como otros funcionarios han tenido contacto con el gobierno provincial ¿Se advierte cierto temor en ellos por el cambio de mando a nivel nacional?-Yo siempre decía en campaña que el ladrón cree que todos son de su condición. Ahora podríamos decir lo mismo pero no siendo tan agresivos. Nosotros hemos sufrido el ensañamiento de un gobierno provincial y de un modelo que hizo que sean castigados no Aída Ayala sino todos los resistencianos. Yo no quiero eso para ningún municipio de la Argentina nunca más porque sabemos que las consecuencias las viven los habitantes. El odio y el ensañamiento no son buenas herramientas para construir. Y a esto nosotros no sólo que lo decimos, sino que lo hacemos y lo mostramos. En el marco de la emergencia, yo he estado recientemente con intendentes correntinos que son de otro signo político e incluso he felicitado al intendente de Isla del Cerrito (José Luis García, del PJ) por haber conquistado otro mandato en su comuna. Pero la necesidad y el dolor (en referencia a las inundaciones) no tienen color partidario y eso es lo que tiene que cambiar en la Argentina. Es lógico que esta provincia, sus autoridades, sigan pensando de la misma manera porque el modelo kirchnerista quedó arraigado en el Chaco, pero nosotros todos los días vamos a demostrar que somos diferentes. Por eso vino Peña a la provincia, por eso vino Frigerio. Por eso Frigerio lo atiende a Peppo en Buenos Aires y todos los ministros los van a atender, a todos los gobernadores, no sólo a los que sufren contingencias. Así como yo soy secretaria de Municipios hay un secretario de Provincias y ese funcionario va a seguir atendiendo a todos los gobernadores. Seguirán todas las acciones para que nada se diluya. Nosotros no venimos para la foto, venimos para comprometernos, a seguir, a continuar no lo que una persona promete, sino lo que el gobierno nacional compromete y nosotros somos instrumentos y herramientas de un Presidente.
-Peppo ha mostrado un discurso abierto hacia el gobierno nacional y ya ha tenido una serie de reuniones con ministros y funcionarios macristas. ¿Cómo analiza esta postura del gobernador?
-Este es el milagro que está pasando en el Chaco y que tenía que ocurrir. De alguna manera este milagro de tener un gobierno nacional de un partido político diferente hace que el gobernador no tenga la prepotencia que tenía Capitanich, de saber y entender que todo lo puede y todo lo tiene. Porque hoy Peppo depende de un gobierno nacional,  debe y tiene que dialogar, tiene que tener buenas relaciones. Es bueno dialogar y es bueno entender que todos somos prescindibles y que los equipos se forman de esta manera. Nosotros vamos a seguir ese camino, no el de la intolerancia porque piense diferente. Porque es lo normal, lo natural, que vaya un gobernador y en Casa Rosada lo reciban. Esa es la normalidad y eso  está volviendo al Chaco. En la época de Capitanich lo raro era que en Casa de Gobierno se reciba a un intendente de otro partido. Ocurría eso porque ese es su modelo, su forma de actuar. El modelo kirchnerista es eso. Y esto va a ser que en la provincia se suavice aunque siguen pensado de la misma manera, porque lo siguen haciendo, siguen pensando de la misma manera.

-¿Cuáles son los lineamientos para el trabajo con los intendentes del país?
-Mi prioridad son las prioridades de los intendentes. Es decir, qué se necesita en cada municipio, en cada provincia. En el caso del Chaco, por ejemplo, aunque se lo haya negado en los últimos años, es necesaria una planificación en salud, seguridad y educación. En los municipios algo que se repite en distintos puntos del país y es común e todos, es la falta de equipamiento en las comunas. También agua, ripio y pavimento, y en algunos casos perforaciones para agua. Eso sería lo básico, pero fundamentalmente, empleo genuino, en algo que vemos a más largo plazo. Nuestro objetivo es darle a los municipios todas herramientas en una articulación público-privada. Por ejemplo, con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) estamos trabajando en potenciar perfiles de los pueblos productivos, con la sociedad civil y con todos los productores y no sólo con los amigos.
-¿ los municipios del Chaco, puntualmente?
-Apostamos a un estado presente y recuperar perfil agropecuario de nuestra provincia, que hasta hace poco se lo escuchó decir al gobernador que éramos una de las provincias agropecuarias más importantes y hoy está pidiendo la emergencia… Hay que recuperar al campo y desde estas medidas como la suspensión de las retenciones o el levantamiento del cepo cambiario, se viene otra instancia y nosotros estaremos en contacto con todos los sectores, fundamentalmente con instrumentos que tienen que ver con recursos para mejorar la atención al vecino, el equipamiento, mejorar la recaudación. Es decir, todo lo

que hace a lo básico del municipio para servir a la gente. Impulsaremos, también, herramientas nuevas como el presupuesto participativo o el voto electrónico. Hoy sólo hay en el país 49 municipios con presupuesto participativo. Y en cuanto a un plan estratégico, como el de Resistencia, son muy pocas las ciudades que cuentan con uno. Y esto será muy útil para los municipios.

¿Cuál es su futuro político; ya pensó en la proyección para los próximos años?
-La verdad que no lo he pensado. Porque si uno piensa en futuro no vive el presente con esta intensidad. Soy de los que se enamoran de los cargos, pongo la vida en lo que hago, estoy muy comprometida y los cargos ejecutivos me fascinan porque puedo volcar mi experiencia. Sólo vivo el presente, y el presente significa cambiarles el futuro a los argentinos.

Mensaje al gobernador

Ayala se refirió en gran parte de la charla con LA VOZ al gobernador Domingo Peppo, con quien perdiera las elecciones en septiembre del año pasado. Ahora, desde su función en el gobierno nacional, dejó un «mensaje» al primer mandatario chaqueño y valoró su predisposición al diálogo y su discurso abierto.
«A Peppo podría decirle que se vienen tiempos de reconciliación, de menos soberbia y eso se nota en él», afirmó Ayala, quien marcó las «grandes diferencias» que observa entre el actual gobernador y su antecesor, Jorge Capitanich.
«Sin perfiles muy diferentes», remarcó. Y así como le habló a Peppo, también envío un mensaje al intendente Capitanich. «A ambos quiero decirles que estoy a disposición de los argentinos, del pueblo del Chaco y de los resistencianos», agregó.
Finalmente, Ayala dijo que «es una simple trabajadora y dirigente» y que es un orgullo poder trabajar junto a Macri. «Cuánto más cerca uno está del Presidente, más humilde se debe ser», concluyó.

Nueva vida en Buenos Aires
Aída admitió que su designación al frente de la Secretaría de Municipios le cambió la vida en el sentido de las grandes modificaciones que debió hacer para poder trasladarse a Buenos Aires.
«Extraño mucho el Chaco, Resistencia, y volveré cada dos o tres semanas», aseguró.
«En Resistencia tengo mis hijas, que ya están grandes, cada una con su vida, tengo mi casa de villa Centenario, mis tres perros… la verdad es que venir a Buenos Aires es el gran cambio (risas)», confesó la exintendenta de la ciudad.
«Me imagino que podré venir cada 15 días, 20 días, o después será una vez al mes; y después quizá sea más seguido, depende de cómo se da la dinámica», indicó la funcionaria de Macri.
«Mi objetivo es estar cerca, siempre cerca del Chaco. Compartir un mate en la peatonal o ir a la Pérgola de los Artesanos», agregó.
Por último, y en un mensaje a los chaqueños por la llegada del año nuevo, Aída deseó que «2016 sea año de prosperidad y felicidad». «Será un año de cara a un futuro mucho mejor», aseguró.

Hay equipo

Ayala designó en su área a varios de quienes fueron sus colaboradores a lo largo de sus doce años al frente de la Municipalidad de Resistencia. Entre otros, se llevó a Alicia Ogara y Alejandro Abraam. La ex concejala y secretaria de Planificación comunal ahora se desempeña como directora nacional de Planificación para la Inversión, mientras que el ex secretario municipal de Economía está al frente del Dinaprem. Al equipo también lo integran los chaqueños Ernesto Borchichi y Fernando Novo.

 

De: Diario21 para: http://porticonoticias.com/