EL INTENDENTE DE QUITILIPI RELATÓ EN LA JUSTICIA FEDERAL LOS SUPUESTOS NEGOCIOS DE AÍDA AYALA

El testimonio del intendente de Quitilipi, Carlos Sergio Casalboni es considerado “clave” para avanzar en otra causa judicial, contra la Ingeniera Aída Ayala.

Como lo anticiparon días atrás, esta nueva investigación ya no tiene relación con la gestión de Ayala en la Municipalidad de Resistencia, sino más bien con su paso por el Gobierno Nacional, como Secretaria de Asuntos Municipales de la Nación.

De esta forma, la fiscalía de Patricio Sabadini, avanza en una pesquisa por presuntas irregularidades en fondos que provenían de la Secretaría de Asuntos Municipales de Nación, cuando Aída Ayala ocupaba ese cargo, hasta diciembre del 201

La información exclusiva a la que accedió Diario21.tv, señala que esta investigación preliminar de la fiscalía federal, comenzó a gestarse cuando se detectaron algunas maniobras sospechosas, con montos importantes de dinero que bajaban a los municipios, desde el Gobierno Nacional, y es allí donde comienza a tomar trascendencia la palabra de Carlos Casalboni, que fue citado por el Dr. Patricio Sabadini y prestó declaración testimonial en los primeros días de mayo.

Este medio, tuvo acceso a las siete fojas que contiene la declaración testimonial del actual jefe comunal de Quitilipi, ex aliado de “Cambiemos” en Chaco y referente de la Red Conin.

– En su testimonio, el médico reseña el inicio de la relación con “la gente” de la entonces Secretaria de Asuntos Municipales, Aída Ayala, la Fundación Construir y el ex yerno de Ayala, el Dr. Matías Balmaceda Paiva. Carlos Casalboni también menciona a la hija de Aída, a un ex funcionario municipal de Resistencia Miguel Ángel Vilte y a la Cooperativa “Las Palmeras” de Rolando Acuña y el contador César Orlando Zibecchi (ambos imputados y detenidos en la Megacausa II y I, respectivamente).

Al asumir su gestión como Intendente de Quitilipi, un conflicto político – legal, con la entonces coordinadora del CIC (Centro Integrador Comunitario) lleva a Casalboni a contactarse con la funcionaria nacional Aida Ayala, a quien solicitó ayuda para que intervenga, “ella me dijo que me enviaba a un asesor de su Fundación”; comienza relatando Carlos Sergio Casalboni, ante el Fiscal Sabadini.

“A las horas llegó Matías Balmaceda Paiva (ex yerno de Aída)”, que resuelve el conflicto en el CIC y se presenta como del equipo de Aída y Fundación Construir. “Ellos eran el nexo de municipios con Macri” cuenta el Intendente y señala que Balmaceda le cuenta que “eran del equipo de profesionales que trabajaba con Aída Ayala”.

Balmaceda se ofrece para “colaborar” en el municipio y Casalboni lo acepta porque “tenían experiencia en Resistenca”. Para esta gente “iba a ser una papa arreglar Quitilipi”, por lo que finalmente Matías Balmaceda y Miguel Ángel Vilte (ex subsecretario de Economía municipal de Aída) son contratados como asesores por el municipio de Casalboni en el “área legal” y “área económica”.

Ya en su rol de “asesor municipal”, Balmaceda Paiva recomienda contratar una cooperativa para que se ocupe del barrido / limpieza y propone una: “Las Palmeras” – de Rolando Acuña y César Zibecchi-, que asumen el trabajo y se inician las tareas, con una contraprestación dineraria importante que rondaba los $2 millones. “Se empezó a cuestionar los fondos que se le pagaba a la cooperativa” cuenta Casalboni, asegurando que después “con la experiencia”, notó que el mismo trabajo de limpieza lo podía cubrir con los PAM (programa de ayuda municipal) y que “era más barato”.

Los primeros desembolsos

“Se me dice que había fondos de alrededor de $80 mil que bajaba Aída, de Nación, pero ya venía con el destino puntual. En Nación te decían que es lo que había que comprar y a quien” dice en su testimonial Casalboni, “yo no podía decidir de acuerdo a la utilidad o necesidad”. Este desembolso venía con la documentación que había que firmar “y yo solo debía ir a la Fundación Construir para la foto”.

“Lo que se compraba estaba establecido por ellos y a quien comprar también, era un comercio llamado Service Chaco” –de Claudio Alejandro Toloza- (cuyo domicilio fue allanado el pasado viernes)

“Fue en esos viajes a la Fundación (Construir) que vi a algunos intendentes, o me decían que eran intendentes de Formosa y algunos de Corrientes. En la Fundación tenían sellos de prácticamente todos los Intendentes y querían uno mío, no me gustó mucho y busqué la forma elegante de no dárselos”, declara y comienza a relatar el otro desembolso.

Balmaceda gestiona un segundo fondo de casi un millón de pesos, que eran para maquinarias, “pero venían en un combo que no se podía modificar porque así lo establecía Nación”. Esto también se compró a Service Chaco, cuenta Casalboni, y relata un caso puntual, “por ejemplo una soldadora industrial a nosotros no nos servía, pero no nos dejaban cambiar por algo más útil” y agrega, “me parecieron pocas cosas para tratarse de un millón de pesos”

“Hoy con más experiencia, y sabiendo de otros municipios, veo que se nos estafó grandemente con esto”.

El DINAPREM y otro $1.700.000

Cómo parte de las gestiones de “el equipo de Aída” en Quitilipi, aparece el DINAPREM. A la hora de desarrollar obras e inversiones públicas, los municipios deben realizar distintos estudios previos, que les permitan analizar la viabilidad de los proyectos, determinar costos y beneficios y elegir la mejor línea de acción, en relación a su impacto económico, social y ambiental.

Es por esto que Nación, a través de la Secretaría de Asuntos Municipales crea la Dirección Nacional de Preinversión Municipal (DINAPREM), que ofrece a los municipios el financiamiento de estos costosos estudios, “al considerarlos una herramienta central en la toma de decisiones sobre las futuras inversiones públicas”, dice la web oficial del organismo.

Al ser consultado por sus asesores, el Intendente evalúa esto y decide, “porque era más completo y útil”, que el trabajo de estudios urbanísticos los realice la Provincia del Chaco, a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Territorial y no los especialistas técnicos que ofrecía enviar la Nación.

“Hace unos días me llega una nota en el que me informan que Nación discontinuaba el estudio del DINAPREM en Quitilipi” cuenta sorprendido Casalboni que nunca había autorizado esto y aclara “no sé si se pagó algo o no; lo que demandaba la realización eran $1.720.281” y remarca “lo cierto es que no fue ningún arquitecto ni especialista a efectuar trabajo alguno a Quitilipi”.

Sospecha, amenazas y ruptura

“Todo hacía parecer que tenían negocios bajo la mesa ya que siempre compraban a los mismos proveedores”, cuenta Casalboni en su testimonio y tras esta sospecha, comienza a averiguar con otros proveedores y ahí es cuando Balmaceda Paiva advierte la actitud del Intendente y se molesta, “me reiteraba que si no hacíamos las cosas como ellos me decían no conseguiría nada de Nación. Ellos me decían que no se responsabilizaban de que no se consiga nada, o fracasen las negociaciones”.

“Balmaceda comenzó a decir y a hacer alarde de que tenía custodios para cuando viajaba, iba a una fiesta o al boliche, nunca lo vi pero me generó duda” cuenta el ex “Cambiemos” de Quitilipi. “En una oportunidad nos dijo que tengamos cuidado de no hablar mal de ellos porque tenían intervenido nuestros celulares. Decía que tenían conocidos en la policía, juzgados y el correo y que los teléfonos -que ellos nos hicieron comprar en Claro- estaban intervenidos”.

“Todo esto, si bien nos generó una especie de psicosis en el equipo, lejos de asustarme me hizo argelar y decidí poner punto final a la relación con ellos”, aunque esto tuvo su consecuencia directa, “se derrumbó todo lo que estábamos gestionando con ellos y de lo cual nunca tuvimos números de expedientes para seguir la gestión, quedó todo parado”.

La exclusión de “CAMBIEMOS”

“Hay un claro antes y después de la ruptura con Aída Ayala y su Fundación”, señala el Intendente de Quitilipi, “luego vino la exclusión, no nos enterábamos más cuando venía al Chaco un referente de Nación”.

“En una oportunidad, entregué en Sáenz Peña una carta en mano al Presidente de la Nación, narrando la situación preocupante de mi ciudad. Esta carta, Mauricio Macri dio ingreso por mesa de entrada en Casa Rosada (aporta copia sellada) y se le entregó a Aída”.

Esta carta molestó a la ingeniera, y así lo cuenta Casalboni en su declaración en fiscalía federal, “Aída se encargó de mostrarme su poder, haciéndome llegar un reclamo por esa carta con su hija Maida. Ella me recriminó por la carta entregada al Presidente”.

De esta forma, comenzaba el retiro partidario de Casalboni, que pasó a integrar el frente “Ciudadanos a Gobernar” con sede en Resistencia. “Todo esto hizo que el asfixie político lleve a distanciarme de la UCR” y considera que desde el entorno de la actual Diputada Nacional “se trató de amenazar suavemente y ocultamente con lo que pasaría  -y pasó- si me alejaba de Aída y su Fundación”.

Hoy al relatar estas cosas me preocupa mi vida, la de mis allegados y mi familia porque no sé qué represalia puede tomar esta gente”, culmina diciendo el considerado “primer testigo”, ya que desde la fiscalía confían en que más testimonios se sumen para aportar datos y documentación a lo que ya obran en esta nueva investigación.

Allanamientos

En el marco de esta causa, la Justicia Federal allanó el pasado viernes, el estudio jurídico de Matías Balmaceda Paiva y del propietario de “Service Chaco”, el señalado “proveedor de excelencia” de la Secretaría de Asuntos Municipales, durante la gestión Ayala.

Durante el allanamiento en el estudio jurídico de Balmaceda, los pesquisas notaron “una limpieza llamativa de no hace mucho tiempo”, al igual que advirtieron que “una computadora fue removida del lugar y que ya no estaba en el inmueble”. Esto hizo crecer las sospechas y anticiparon a Diario21.tv  que “no se descartan nuevos procedimientos y eventuales pedidos de detención” en lo que sería una nueva causa que deberá enfrentar la Diputada Nacional por Chaco, Aida Ayala.

Los nombrados por Casalboni

Aida Ayala – Ex Secretaria de Asuntos Municipales de Nación

Maida With – Hija de Aida Ayala y ex Coordinadora Nacional de la Secretaria de Asuntos Municipales de la Nación

Matías Balmaceda Paiva – Titular de la Fundación Construir y ex yerno de Aída Ayala

Miguel Ángel Vilte – ex subsecretario de Economía municipal durante la gestión de Ayala

Rolando Acuña – Titular de cooperativa “Las Palmeras”. Actualmente imputado y detenido en la Megacausa II.

César Orlando Zibecchi – Titular de cooperativa “Las Palmeras”. Actualmente acusado de crear fundaciones irregulares para cobrar pautas publicitarias del Estado. Está detenido en el marco de la Megacausa I.

Claudio Alejandro Toloza – Monotributista, titular de “Service Chaco” dedicado a la reparación de heladeras y aires aunque oficiaba de proveedor multirubro de la Secretaría de Asuntos Municipales.

Fuente: Diario21.tv