ESTAFÓ A SU EXPAREJA CON UNA HIJA QUE NO EXISTÍA Y CUANDO LA DESCUBRIERON LA “MATÓ”

Fue en Santiago del Estero. No existen registros de la existencia de la nena.

Durante cuatro años un maestro le pasó dinero a una mujer con la que había tenido un romance. Ella le informó que había tenido una hija suya pero que había nacido con un problema en uno de sus pulmones y debía ser trasplantada. Sin embargo, todos los esfuerzos que hizo para conocerla fueron en vano. Cuando se puso firme y le advirtió que ya no pasaría la cuota si no le permitía verla, su ex le dijo que la nena había muerto. Todo resultó ser una estafa.

La insólita historia empezó en el año 2011, cuando la víctima del engaño conoció a la madre de uno de sus alumnos en una escuela del departamento de La Banda, en Santiago del Estero, y se enamoró. La relación duró hasta que dos años después, por motivos laborales, el docente se mudó a la provincia de Chubut.

Unos meses después de su alejamiento, ese mismo año, llegó el primer mensaje de su expareja. La mujer le avisó entonces que había quedado embarazada y que su hija había nacido en el mes de mayo. También le habló de la enfermedad y de la necesidad del trasplante. No le envió ninguna foto de la beba. Ni en ese momento ni después, solo que el hombre no podía anticiparlo entonces.

El maestro le creyó y empezó a pasarle a la acusada, que actualmente trabaja como empleada doméstica en Buenos Aires, una cuota mensual de 1.500 pesos.Pero pasaba el tiempo y a su hija no la conocía. Hasta que a finales de 2017 se decidió y le dio el ultimátum. No le iba a dar más dinero si no lo dejaba verla.

Ella probó suerte entonces con una amenaza. Le respondió que si no enviaba más dinero le iba a contar a la esposa del hombre, de quien supuestamente había conseguido el teléfono, toda la verdad. No funcionó porque él ya lo había hecho primero, así que siguió presionando para ver a su hija.

Acorralada, la mujer usó su último recurso. En enero de 2018 citó a su expareja y cuando el hombre fue, le dijo que la nena había muerto hacía un mes. La buena fe él se terminó en ese momento y presentó la denuncia en la Oficina de Mediación de la Fiscalía de La Banda, desesperado por saber si efectivamente había sido padre.

La mujer aseguró que nunca le había sacado fotos. No tenía el acta de nacimiento del hospital Italiano, donde dijo que había dado a luz, así como tampoco el acta de defunción ni existía registro alguno de ella en el Hospital Garrahan, donde había estado internada. Ni un solo rastro de la supuesta hija y la sospecha, lógica, es que nunca existió.

Fuente: TN