FERNANDA RUSSO LA JOVÉN QUE EMOCIONÓ AL PAÍS

La magía olimpica, la del esfuerzo, la del sacrificio, la del trabajo silencioso y solitario, nos regaló en la mañana del sabado las primeras lagrimas, las de ese pecho inflado que nos hace sentir tan orgullosos. La jovén promesa del Tiro argentino, Fernanda Russo, logró el vigesimo lugar en su debut en un Juego Olimpico. Su festejo hizo llorar a la patría deportiva.

795853

Para los que nos apasiona el deporte amateur siempre nos conmueven los logros de aquellos que casí nunca son iluminados por los flashes, ni son primera plana deportiva, si a eso le sumamos que la protagonista tiene tan solo 16 años y que pudimos ver en vivo el momento en que Gonzalo Bonadeo le decia que habia terminado en el puesto 20, es el combo perfecto para soltar, sin ponernos colorados, las primeras lagrimas que siempre nos sacan los Juegos Olimpicos.

«Fernanda Russo, quedaste veinte chiquita…» le dijo Bonadeo en vivo a la pequeña Fernanda quien timidamente y ya quebrada dijo «Veinte mami, veinte…», acto seguido, el llanto de emoción de todos, protagonistas, perdiodistas y todo un país que sabe que no siempre salir primeros es lo unico que importa, que valora el esfuerzo y la garra de vencer obstaculos en un país donde el deporte amateur es sinónimo de olvido a pesar de los esfuerzos por que no sea tan así.

Cordobesa de nacimiento pero radicada en La Rioja desde los seis meses, Russo es la aparición más importante del tiro argentino en los últimos 25 años junto con Rosendo Velarte. Después de la plata panamericana, había superado tres veces su récord personal (416,9 puntos) y ante la gran exigencia de un Juego Olímpico tuvo un muy destacado desempeño en el Centro Olímpico de Tiro de Río de Janeiro.

Gracias Fernanda Russo, por el ejemplo, por las ganas y por estas lagrimas de un país que debe aprender a que no solo sirve ser primeros. Felicitaciones.
Fuente: Clarín