FRANCISCO: «HE SENTIDO LA CONSOLACIÓN DEL ESPÍRITU EN ESTE DIÁLOGO»

El papa francisco afirmó que sintió «la consolación del espíritu en este diálogo» tras el encuentro con el patriarca de la iglesia ortodoxa rusa kirill, luego de casi mil años de separación entre ambas iglesias.

El papa Francisco, jefe de la Iglesia Católica, se encontró hoy con Kirill, Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, en Cuba, y se dieron un histórico abrazo demorado desde hace casi mil años, cuando el Cisma religioso separó a ambas Iglesias en el año 1054.

«Tras el encuentro y luego de una charla a puertas cerradas de unas dos horas, dieron una conferencia de prensa en la que el papa Francisco aseguró: «Confieso que he sentido la consolación del espíritu en este diálogo».

«Hablamos sin medias tintas, sin medias palabras, agradezco la humildad fraterna y sus buenos deseos de unidad, coincidimos en que la unidad se hace caminando», dio el papa Francisco ante la presencia del presidente de Cuba, Raúl Castro, y otras altas autoridades de la Iglesia Católica en Cuba y de la Ortodoxa Rusa.

El Sumo Pontífice manifestó, además, que han «conversado sobre una serie de iniciativas que se podrían realizar, quiero agradecer a su Santidad (el Patriarca Kirill) su benévola acogida, como asimismo a todos sus colaboradores y equipos que han trabajado para esto».

Francisco también hizo lugar a la importancia que tuvo Cuba para lograr este histórico encuentro al asegurar: «quiero dar mi mas sentido agradecimiento a Cuba, al gran pueblo cubano y a su presidente. Agradezco la disponibilidad activa para posibilitar este encuentro».

«Si sigue así, Cuba será la capital de la unidad», dijo el papa y concluyó: «Todo esto es para Gloria de Dios Padre y para el bien del santo fiel pueblo de Dios».

El papa Francisco llegó a las 14 hora cubana a la isla caribeña como escala previa de su viaje a México en un vuelo procedente de Italia y allí lo estaba esperando, tal como se había acordado, el patriarca Kirill.

«Finalmente», dijo el papa Francisco cuando se encontró y abrazó con Kirill en la pequeña sala del aeropuerto en la que habían colocado las dos banderas del Vaticano y Rusia y un crucifijo.

«Ha sido un encuentro muy querido tanto por mí, (como) por mi hermano Cirilo (Kiril)», aseguraba el papa a los periodistas, entre ellos de EFE, que le acompañan en el vuelo que lo llevará a Ciudad de México.

Sentados en unas sillas blancas y con los traductores al lado, Francisco y Kirill comenzaron a dialogar ante los fotógrafos y cámaras y se pudo escuchar en algunos momentos que ambos se llamaban «hermanos».

También se pudo oír que el papa le dijo a Kirill que «era claro que (el encuentro) era la voluntad de Dios», mientras que al patriarca ruso se le escuchó decir que «ahora las cosas eran más fáciles».

Los temas de la reunión que mantuvieron Kirill y Francisco fueron la situación actual en Medio Oriente, África del Norte, África Central y otras regiones «en que los extremistas están llevando a cabo un verdadero genocidio de cristianos requiere medidas urgentes de cooperación entre las Iglesias», indicaron voceros del encuentro.

El papa Francisco había sido recibido por el presidente cubano, Raúl Castro quien fue testigo y facilitador del histórico encuentro ya que una de las condiciones había sido encontrarse en un lugar fuera de Europa, que había sido escenario del Cisma religiosa en el año 1054.

«Rezo por mis hermanos en Cristo, Francisco y el Patriarca Kirill. Me alegro de que el diálogo iniciado en 1964 con Atenágoras y Pablo VI siga dando sus frutos», escribió el Patriarca Ecuménico Bartolomé en su cuenta de Twitter.

La Iglesia católica y las Iglesias ortodoxas se separaron en el año 1054 en lo que es conocido como el Gran Cisma, la primera gran escisión en el seno del cristianismo.

Desde el cisma existen varias Iglesias ortodoxas autónomas. Los ortodoxos representan hoy en día al tercer grupo más grande dentro del cristianismo después de católicos y protestantes.

Aunque el papa ya se ha reunido en el pasado con patriarcas ortodoxos, éste es el primer encuentro desde 1054 entre el pontífice católico y un patriarca ruso.

Con unos 150 millones de fieles según sus propias cifras, la rusa es la más grande de las Iglesias ortodoxas.

El papa francisco emprendió, tras el encuentro, su viaje a México donde será recibido a la noche por el presidente Enrique Peña Nieto en el aeropuerto del Distrito Federal.

Mañana, Francisco visitará a la Virgen de la Guadalupe y luego dará misas en varias ciudades, como Morelia y Chiapas.

Su visita terminará el miércoles 17 con una homilía en Ciudad Juárez, que será seguida también en El Paso, la ciudad estadounidense que se encuentra a pocos metros de la frontera.

Fuente: Telam