GERMAN PERELLI: EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS

Desde que comenzó a golpear con fuerza el virus COVID- 19 y luego del silencio autoimpuesto, ya que el objetivo es apoyar las medidas de prevención y acompañar la difusión de cuidados, detectar síntomas y cómo actuar en consecuencia; volvemos a sacar notas con el fin de: proponer, criticar, hacer visibles problemas que afectan o podrían afectar en el futuro a todos; con la intención de aportar nuestro granito de arena ( mínimo ) a la Democracia y las Instituciones de la misma.

Primeramente hay que decir que la medida de aislamiento ( cuarentena ) es la correcta, comparado con países que se han demorado en hacerlo, estamos mejor. Es cierto también ( y hay que decirlo ), que se tardó más de 45 días en controlar la puerta que nos une al mundo, el aeropuerto de Ezeiza. Esta medida había sido propuesta por el ex embajador argentino en China, Diego Guelar, en enero, cuando trató de comunicarse con el Ministro de Salud de la Nación García y con el Canciller Solá, y no lo atendieron.

Hubo provincias que fueron las que primero suspendieron las clases ( Jujuy y Misiones ), posteriormente el gobierno nacional anunció lo mismo para todo el país. Cuando el club River Plate, el 14 de marzo, anunció que no jugaría su partido contra Atlético Tucumán, el mundo del fútbol tomó esto como un capricho, incluso recibió la amenaza del entonces vice presidente ( hoy es el presidente ) de la Superliga, Marcelo Tinelli, diciendo de que si no jugaba, sufriría el descuento de los puntos. La mayoría no tenía idea de lo que había pasado en el partido jugado en Milán el 19 de febrero, entre Atalanta y Valencia, haciendo que los asistentes al mismo, expandieran el virus a gran parte de Italia y España.

El Coronavirus desnudó la falta de inversión y el estado desastroso de nuestro sistema de salud pública, hoy sostenido por el profesionalismo, voluntad, y coraje de Médicos, Enfermeras, Bioquímicos, Kinesiólogos, Psicólogos, Choferes, Personal de Limpieza, etc.

En el país se realizan pocos hisopados ( test ), esto impide saber con exactitud la cantidad de infectados o quién está y no lo sabe, por eso, mantener la distancia ( dos metros ), el lavado de manos con agua y jabón de manera seguida ( o el uso de alcohol en gel de no ser posible el lavado de manos ), usar barbijos – mascarillas; siguen siendo las medidas de prevención que tenemos que utilizar.

El derrumbe económico, el cual todavía no se puede evaluar, es y será enorme. Más de 11 millones de personas se anotaron para recibir la ” Ayuda Familiar de Urgencia ” de $ 10.000. Fábricas paradas, sectores completos inactivos, que no saben cómo y cuándo volverán a trabajar, eso en la economía formal. A todo este negro panorama, debemos agregarle el, casi, 50 % de una economía informal, no declarada o en negro, que trabaja día a día para llevar el pan a su familia ( albañiles, pintores, vendedores, peluqueros, mecánicos, chapistas, jardineros, vendedores ambulantes, etc ), no están contemplados en ninguna de las ayudas anunciadas por el gobierno nacional, y hace un mes que está inactiva.

La convocatoria a los diferentes sectores políticos, empresariales, gremiales, sociales, se hace imprescindible, para que, entre todos, se pueda empezar a planificar la salida, que luego de la cuarentena, no será ni fácil ni rápida.