GOBIERNO FORTALECE ASISTENCIA A PEQUEÑOS PRODUCTORES A TRAVÉS DE LOS PROGRAMAS PISEAR Y PROCANOR

 

Apunta a brindar financiamiento y colaboración técnica a emergentes agrícolas, frutihortícolas, ganaderos, avícolas, piscícolas y de otros rubros productivos.

 

El Gobierno provincial avanza en el fortalecimiento y la asistencia a pequeños productores de distintos sectores a través de distintas herramientas. Entre ellas los programas nacionales Pisear y Procanor, que ya cubren una gran porción del territorio chaqueño.

El trabajo y la coordinación local están a cargo del Ministerio de Producción, Industria y Empleo y apuntan a brindar financiamiento y colaboración técnica a emergentes agrícolas, frutihortícolas, ganaderos, avícolas, piscícolas y de otros rubros productivos.

Tanto el Proyecto de Inclusión Socio Económica en Áreas Rurales (PISEAR) como el Programa de Inserción Económica de los Productores Familiares del Norte Argentino (PROCANOR), son impulsados por el Gobierno nacional y ejecutados en el Chaco a partir de un acuerdo celebrado con la cartera industrial-productiva provincial.

Mediante ambos instrumentos, Nación y Provincia aportan recursos que permiten a los pequeños productores mejorar sus índices de producción, agregar valor a la materia prima y revitalizar sus establecimientos o emprendimientos.

En lo que respecta a Pisear, ya son 1.834 las familias beneficiadas a través del Componente-II Subproyecto de Inversión Rural y Componente-III Alianzas Comerciales; en tanto que con Procanor suman 667 las familias asistidas.

Pisear incluye a las cadenas agropecuaria, frutihortícola, avícola, piscícola y artesanal y cuenta con ejecución en 17 localidades: Fuerte Esperanza, Misión Nueva Pompeya, Miraflores, Juan José Castelli, Pampa del Indio, Presidencia Roca, General San Martín, General Vedia, La Leonesa, Las Palmas, Las Breñas, Charata, Villa Ángela, San Bernardo, Coronel Du Graty, Santa Sylvina y Enrique Urien.

Procanor, por su parte, es ejecutado en el Cahco bajo la coordinación de la Subsecretaría de Agricultura, y abarcando a pequeños productores de 22 localidades: Colonia Benítez, Puerto Eva Perón, General Vedia, Puerto Bermejo, La Leonesa, Las Palmas, Isla del Cerrito, Resistencia, Puerto Vilelas, Colonias Unidas, Ciervo Petiso, Las Garcitas, Colonia Elisa, General San Martín, Capitán Solari, La Eduvigis, Pampa Almirón, Juan José Castelli, Fuerte Esperanza, Miraflores, Tres Isletas y Sáenz Peña.

Ambos programas cuentan con respectivos comités de Evaluación que tienen la específica tarea de revisar los proyectos presentados por los pequeños productores u organizaciones productivas, analizar si esas iniciativas se ajustan a las exigencias técnicas contenidas y determinar finalmente su factibilidad y sostenibilidad en el tiempo.

Los comités están integrados por la Subsecretaría de Agricultura, en representación del Ministerio de Producción, Industria y Empleo; la referente técnica local de Procanor-Diprose; el Inta (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria); y el representante provincial de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación; además de los equipos técnicos que despliegan su trabajo en distintos puntos de la geografía provincial.

Además, a cada reunión del organismo asisten dos representantes de asociaciones de pequeños productores. Y, en caso de que la evaluación contemple a proyectos destinados a comunidades aborígenes, participa un representante de los pueblos originarios.

Más y mejor asistencia al pequeño productor

Pisear fue proyectado para aumentar la inclusión socio-económica de pequeños productores familiares, jóvenes rurales, pueblos originarios y trabajadores rurales, objetivo para el que han sido priorizados territorios y cadenas de valor.

El programa cuenta con una variedad de instrumentos de intervención destinados a pequeños productores familiares, comunidades de pueblos originarios y trabajadores rurales, entre ellos inversiones orientadas a introducir mejoras en los procesos productivos; obras de infraestructura pública de pequeña escala; y alianzas productivas para promover el acceso sostenible a mercados mediante acuerdos comerciales entre organizaciones y potenciales compradores.

A esas herramientas se agregan los servicios de capacitación y asistencia técnica para mejorar la capacidad de organización, planificación y gestión de los productores.