HALLARON 4 CARTAS EN LA CELDA DE GÓMEZ Y AVANZA LA INVESTIGACIÓN PARA DAR CON EL CÓMPLICE

El procurador General, Jorge Cantero, dió detalles de la investigación sobre la fuga y posterior muerte de Claudio Gómez, uno de los condenados a cadena perpetua por el Caso Roseo.

profugo_30612_30612_30660_30660

“Ya se hicieron todos los estudios que requería el Instituto Médico Forense yla causa está avanzando” señaló Cantero y aseguró que “la preocupación principal de la fiscal es establecer cómo ingresó el calibre 22 que tenía Gómez”.

Y, reafirmando la hipótesis de un suicidio, adelantó que se encontraron en la celda de Gómez, “4 cartas, sobre las que se están haciendo las pericias, para establecer de que realmente es la letra de él”. Sobre el contenido, señaló que suenan a una despedida” y “son coincidentes con la actitud que tomó», dedicadas a la mujer, a los hijos y a los padres.

LA BÚSQUEDA DE UN CÓMPLICE

Respecto del eje de la investigación, en declaraciones a Radio Libertad, Cantero señaló que si bien el arma en cuestión “puede ser ingresada por partes, llama la atención que haya pasado los controles del servicio penitenciario y las requisas”.

“La última visita que recibió Gómez fue el 31 de julio, su esposa. Tampoco descarta la fiscal que pudo ser provista por alguno del servicio”, indicó sobre las sospechas y reiteró que se “está avanzando con las testimoniales y las armas que se utilizaron en el tiroteo, ya fueron secuestradas”. “La figura es evasión, porque el suicidio de él es posterior y si alguien colaboró es cómplice, es un delito y seguirá la investigación”, añadió.

Cantero sostuvo que “cómo ocurrió el hecho lo tiene bastante claro (la fiscal), después lo plasmará en las actuaciones judiciales” y se refirió a la versión de que Gómez haya sido abatido por la Policía en la fuga: “Eso está descartado”.

“La fiscal tiene la certeza de que él al verse acorralado se disparó. Porque tiene un disparo en la nalga de un arma policial”, aseveró respecto al hecho y reconoció que “en principio también se había pensado que pudiera haber alguna intervención de gente de la Policía Rural, que está ahí lado y por donde Gómez pasó en la huída antes de ingresar al monte, pero él corrió 150 metros de donde estaba (Alcaidía).

No obstante, reiteró que el cuerpo de Gómez “tiene un balazo en la nalga de arma policial y el disparo hecho a muy corta distancia. No hay ninguna otra posibilidad, él se disparo”.

El procurador insistió con que “lo más importante es establecer si fue un familiar, quien ingresó el arma o algún integrante de la fuerza”. Y fue alentador respecto del resultado de la investigación: “Creo que esto podrá establecer con los controles, las testimoniales y las cámaras de seguridad, que ahora colaboran mucho”.

Fuente: DiarioTAG