HALLARON A UNA ESTUDIANTE DESAPARECIDA SEPULTADA COMO NN, POR EL HECHO ESTÁ DETENIDO EL JEFE DE LA VÍCTIMA

Una estudiante peruana, de 22 años, era buscada desde el 23 de febrero en Boulogne. Su cadáver, calcinado, fue sepultado en el cementerio de Merlo un día después de su desaparición. El único imputado, es el jefe de la víctima y se encuentra detenido desde el 28 de abril.

f700x390-12618_51636_0

Jennifer del Carmen Muro Cadillo, estudiante de abogacía de 22 años, desapareció el lunes 23 de febrero cuando se dirigía a la embajada de Brasil, en Capital Federal, para realizar un trámite migratorio, porque tenía planeado viajar al país limítrofe. Desde ese día, su vida fue un misterio. Hasta este jueves.
Su cuerpo fue encontrado en un cementerio del partido bonaerense de Merlo, donde estaba enterrado como persona sin identificar. Aparentemente el cadáver estaba calcinado y debido al estado que presentaba, no fue posible establecer una identificación fotográfica. Por lo tanto se procedió a la realización de un cotejo de huella dactilar que arrojó una coincidencia del 80% entre la muestra del cuerpo encontrado y las huellas registradas de la joven.
«Hubo una gran negligencia en todo esto. Me consta que la fiscalía mandó oficios a todos los hospitales, a todas las comisarías por si aparecía algo, no entiendo cómo puede pasar esto. Este hombre –al referirse a Carlos Smith– le quitó la vida», dijo Lourdes, la madre de Jennifer en diálogo con la prensa.
La mujer dijo además que si bien falta el resultado del análisis de ADN, la fiscalía le aseguró que están convencidos de que el cuerpo encontrado es el de Jennifer. La causa tramita en la fiscalía de Malvinas Argentinas, a cargo de la fiscal Lorena Carpovich quien solicitó el estudio de ADN.
Al salir de su casa el 23 de febrero, por la mañana, Jennifer se cruzó con una amiga de su madre, a quien le comentó que iría a realizar un trámite. Por sus conversaciones en Facebook, los investigadores confirmaron que cerca de las 9:30 dijo que un hombre la iba a acompañar a la embajada de Brasil. Debía presentarse a trabajar por la tarde en la agencia de autos donde se desempeñaba, pero nunca llegó.
La persona detenida es Carlos Smith, de 49 años. Juan Darío, tío de la joven fallecida, dijo: «Él era su compañero de trabajo, su jefe, y desde que ella entró a trabajar él trataba de tener una reunión con mi sobrina. La única relación era de trabajo».
El día de su desaparición, él la esperó en la puerta de su casa, y según declaró la habría acompañado a tomar un helado, y luego a la estación Boulogne del ferrocarril Belgrano Norte, en San Isidro. Sin embargo, al ser interrogado por la policía, declaró que la dejó en el andén donde pasan los trenes que van rumbo a Capital Federal. En la heladería que frecuentaba Jennifer dijeron que la conocen, pero que no la vieron ese día. El único imputado se encuentra detenido desde el 28 de abril.
Fuente: Primera Linea