IMPRESIONANTE HALLAZGO DEL CAPIT√ĀN MOMIFICADO EN UN BARCO FANTASMA

IMPRESIONANTE HALLAZGO DEL CAPIT√ĀN MOMIFICADO EN UN BARCO FANTASMA

Un barco de regata lo divisó a la deriva el 31 de enero. Y un tripulante decidió tirarse al agua y subir a bordo. El barco recién fue vuelto a ver casi un mes después.

Impresionante-hallazgo-barco-fantasma-medio_CLAIMA20160308_0064_28

Este es el momento exacto en que un grupo de navegantes, en plena regata, encuentra a los lejos un barco a la deriva. No saben nada de él. Es todo un descubrimiento: un velero sin palo luchando contra las olas. No hay nadie a bordo, al menos no se va nadie. Deciden acercarse y filmar.

Un¬†miembro de la tripulaci√≥n se tira al mar y nada hasta el barco. No sabe que es el ¬†Sayo, el barco del viudo y aventurero alem√°n¬†Manfred Fritz Bajorat, del cual por entonces no se sab√≠a nada desde hac√≠a un a√Īo.

La tripulación del LMAX Exchange, que venía corriendo la regata alrededor del mundo Clipper 2015-16, dio con el escalofriante hallazgoel 31 de enero. Cruzaban desde Airlie Beach, en Australia, hacia Da Nang, en Vietnam.

Lugares-hallazgo-Sayo-capitan-aleman_CLAIMA20160308_0063_18

‚Äú¬ŅHay alguien a bordo?‚ÄĚ, pregunta en franc√©s y en ingl√©s el tripulante. Nadie responde. Entonces decide asomarse a la cabina, lo v√© y grita al descubrir¬†el cuerpo en descomposici√≥n del capitan alem√°n.

El LMAX se comunica con la guardia costera de EE.UU. en Guam, pero se le da órdenes de seguir con la regata ya que en su situación no puede ofrecer asistencia. La guardia costera decide hacerse cargo del caso.

El director de la regata Justin Taylor notificó a la embajada almena en Londres, que a su vez informó a la guardia costera y a la policía alemana.

fantasma-navegante-hallado-Filipinas-momifico_CLAIMA20160308_0058_18

Pero no fue recién hasta el 25 de febrero, casi un mes después, cuando un par de pescadores filipinos, en Surigao del Sur, encontraron al Sayo al borde del hundimiento a pocos metros de la costa. Para entonces el cuerpo de Bojarat estaba completamente momificado.

Desde el 31 de enero, el barco fantasma había navegado a solas 1000 millas marinas (1852 kilómetros).

Fuente: Clarin