LA AUTOPSIA REVELÓ QUE CHIARA HABRÍA SIDO OBLIGADA A INGERIR MEDICAMENTOS ABORTIVOS

Los informes de los peritos médicos sobre el cadáver de la menor afirman que ingirió medicamentos abortivos. La Justicia dictó la prisión preventiva de la madre y el padrastro del novio de la víctima, confeso autor del crimen.

Chiara

La pericia toxicológica realizada al cuerpo de la adolescente asesinada en la localidad santafesina de Rufino reveló que la joven fue forzada a ingerir medicamentos que son utilizados con fines abortivos, confirmaron fuentes judiciales.

En tanto, la jueza de Investigación Penal Preparatoria, Lorena Garini, dictó la prisión preventiva de la madre y el padrastro del novio que confesó el crimen, imputados por los delitos de homicidio agravado por el vínculo, femicidio y aborto no consentido por la víctima.

«Se ha determinado que a la menor le habían suministrado la droga Oxaprost, que es utilizada habitualmente con fines abortivos», sostuvo el fiscal Juan Pablo Lavini Rosset. El funcionario judicial, a cargo de una causa paralela que investiga al entorno familiar del novio de la víctima mortal, dijo que «se secuestró también una receta firmada por un médico de Rufino y constatamos que el medicamento fue comprado en una farmacia de la ciudad».

Los investigadores intentaban establecer por estas horas si el novio de la adolescente, junto con su madre y su padrastro, obligaron a tomar ese fármaco a Chiara Páez, quien según la autopsia al ser asesinada cursaba un embarazo reciente. En tanto, el fiscal regional Alejandro Sinópoli expresó que «aún es muy pronto para sacar conclusiones. Estamos analizando los pasos a seguir y cómo continuar con esta investigación».

La jueza Garini confirmó, por su parte, la prisión preventiva de Vallejos y de Carlos Alberto Cerrato, de 43 años y padrastro del adolescente que se autoincriminó por el asesinato, solicitada por el fiscal Mauricio Clavero. El defensor público Pablo Domínguez y el defensor regional de la Tercera Circunscripción Judicial, Mariano Maciel, anunciaron que apelarán la medida.

El fiscal Clavero informó que el domingo se efectuó un nuevo allanamiento en la vivienda donde fue encontrada enterrada la adolescente, con el objetivo de hallar rastros de sangre y dijo que «el resultado fue positivo». «Personal de la Policía de Investigaciones de Rosario realizó lo que se conoce como prueba de luminol y se detectaron manchas de sangre en un calzado deportivo que estaba debajo de la ropa que ya había sido secuestrada, en una reposera, y en una bolsa plástica», precisó.

El cadáver de la adolescente fue encontrado en la noche del 11 de mayo, enterrado en el patio de la casa del novio, ubicada en calle San Martín al 800, en el Barrio Jardín de Rufino, donde funciona una herrería.