LA JUSTICIA QUE NO SIRVE: HACIA UN NUEVO CASO “L.N.P.”:

183_Sergio Rubens Kleisinger abogado

El abogado Sergio Rubens KLEISINGER de esta localidad, días pasados realizó presentaciones ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Provincia, como así también ante la Procuración General y el propio S.T.J.Ch., con un solo objetivo de que se dicte el cese de la prisión preventiva de los tres imputados en el Expte. 592/2013-6, siendo que el 14/03/2015 cumplieron 2 años de presos «sin condena», y la Prisión Preventiva no puede extenderse más allá.

Según nos manifestó tal Profesional: La Causa va camino a transformarse en otro Caso “LNP»; eso es muy malo, ya que habla muy mal de nuestra Provincia, especialmente de nuestro Sistema de Administración de Justicia, y pareciera que a nuestro Poder Judicial no le interesa evitarlo.

EL Caso “LNP”: Hace muy pocos años, la Provincia del Chaco fue noticia internacional, con relación al vergonzoso manejo de una Causa Judicial, que se conoce con las iniciales de la víctima (“L.N.P.”); para no revictimizarla. Brevemente: En la localidad de El Espinillo (Dpto. Güemes de nuestra Provincia), a “L.N.P.”, de bajos recursos económicos, mujer indígena, quien por entonces era una niña de 15 años de edad, la sometieron sexualmente, de modo salvaje (como no podría ser de otra manera), tres muchachones “criollos”; quienes también la amenazaron en el sentido de que no se le ocurra denunciarlos. No obstante, ella fue a la Comisaría a radicar la correspondiente Denuncia. A partir de allí, nuevamente fue víctima. Ya de la Administración Pública, de sus Funcionarios y Empleados y, cuando la Causa llegó a la esfera judicial, no fue menos víctima del desmanejo y del destrato institucional. Como consecuencia de todo lo mal actuado por nuestra Justicia y sus Funcionarios, a los acusados, pese a estar comprobada su autoría, participación, culpabilidad, etc., los absolvieron de culpa y cargo. Comunicado el Caso al Comité de Derechos Humanos de la O.N.U., obviamente, y con fundadas y evidentes razones, el Estado Chaqueño, tuvo que pedir disculpas públicamente (en un hecho inédito), indemnizar a “L.N.P.”, y comprometerse a una serie de imposiciones de parte de tal Comité de la O.N.U. Realmente, una internacional vergüenza.

Lo sorprendente, es que parece que no se aprende, que no se quiere aprender.

Ahora resulta que, también oriundos de El Espinillo, indígenas y de bajos recursos económicos, nuestra Justicia Provincial tiene ante sí a tres (3) jóvenes (Fidel Piero CANTERO, Florián CAPINDO y Lucas David NAPORICHI, acusados de Homicidio Simple, presos desde hace más de dos (2) años, puntualmente desde el 14/03/2013, dos (2) de ellos “con” Prisión Preventiva, y el restante (Fidel Piero CANTERO), “sin” Prisión Preventiva: Lo cual significa, lisa y llanamente, “que Fidel Piero CANTERO está preso porque sí, porque está preso no más” (siendo que no existe contra él ningún Decreto de “Prisión Preventiva” que limite su libertad).

El Dr. KLEISINGER es el Abogado Defensor de ellos y, en su cometido, desde el 08/09/2014 viene haciendo notar ante diferentes instancias judiciales que, siendo que respecto de Fidel Piero CANTERO no media Prisión Preventiva dictada, corresponde su libertad.

Así se lo hizo saber verbalmente a la Dra. Fanny Alicia ZAMATEO, Jueza Unipersonal de la Cámara Segunda en lo Criminal de Pcia. Roque Sáenz Peña, en Audiencia celebrada el 08/09/2014, de la que también participó el Sr. Fiscal de Cámara (Dr. Carlos Jorge RESCALA). Concretamente, el Dr. Sergio Rubens KLEISINGER solicitó en tal oportunidad la inmediata libertad del Sr. Fidel Piero CANTERO, y ello fue meramente “anotado” en el Acta de tal Audiencia, sin disponerse nada de nada.

Ante la misma Jueza Dra. Fanny Alicia ZAMATEO volvió a requerir el cese de detención e inmediata libertad del Sr. Fidel Piero CANTERO, mediante presentación escrita efectuada el 23/09/2014, sin que hasta ahora la misma se hubiere expedido al respecto.

También, el Dr. KLEISINGER, anotició a la Sra. Fiscal de Investigaciones Nº 1 de Castelli (Dra. Raquel Haydeé MALDONADO) que correspondía tal cese de detención e inmediata libertad (respecto del imputado Sr. Fidel Piero CANTERO), mediante presentación escrita efectuada el 26/09/2014: Sin novedades hasta la actualidad en cuanto a ello.

Dicha Fiscal de Investigaciones Nº 1, remitió la Causa al Sr. Juez de Garantías de Castelli (Dr. José Luis KERBEL), quien vio tal Planteo (ya que lo aludió en una Resolución de fecha 15/10/2014), pero tampoco se expidió en cuanto a tal pedido de libertad.

Por último, el Abogado Defensor, Dr. Sergio Rubens KLEISINGER, recurrió a la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, que es una sola para toda la Provincia, y se encuentra en Avda. Sarmiento Nº 330 de Resistencia, y puntualmente, mediante la presentación efectuada el 22/10/2014, expresamente “entre otros puntos” solicitó se disponga la inmediata libertad de CANTERO. Al efecto, desde tal organismo, lo citaron a Audiencia el 04/12/2014, donde ante los Jueces Dr. Héctor Felipe GEIJO (Presidente), Dr. Gustavo Marcelo Jesús SERRANO y Mercedes Noemí RIERA, ratificó tal planteo. Y el 25/02/2015 resolvieron respecto de “los otros puntos” y nada dijeron sobre la libertad peticionada en función de hallarse ante una “detención sin prisión preventiva”. Ni siquiera opinaron que a criterio de ellos tal vez no correspondía. No dijeron nada. Como tampoco había dicho nada al respecto el Sr. Fiscal actuante ante dicha Cámara (Dr. Jorge Fernando GOMEZ), cuando sobre tal planteo se le corrió “Vista”.

Insistiendo ante ese mismo organismo, que es donde entonces y aún actualmente está la Causa, nuevamente, el 13/03/2015 el Dr. KLEISINGER planteó la impostergable libertad de sus Defendidos Sres. CANTERO, CAPINDO y NAPORICHI, y allí (en la misma fecha) expresamente se desatendió tal petición, con la sola signatura del Juez Héctor Felipe GEIJO (Presidente).

Lo cierto es que los Sres. CANTERO, CAPINDO y NAPORICHI, el sábado 14/03/2015, cumplieron dos (2) años presos, y no pesa sobre ellos ninguna condena y, en el caso de CANTERO, no existe siquiera un “Decreto” de Prisión Preventiva.

Es cierto que nuestra legislación procesal prevé la posibilidad de que se prorrogue un (1) año más el estado de “Prisión Preventiva”, lo que podría aplicarse a CAPINDO y a NAPORICHI, no así a CANTERO (quien, directamente no cuenta en su contra con ninguna Prisión Preventiva, lo cual es una barbaridad imperdonable y absoluta). Pero, tal posible prórroga de plazo, como cualquier prórroga, debe de peticionarse fundadamente y tramitarse antes de que venza el período inicial de dos (2) años. Es que, obvio es decirlo, un plazo vencido no puede prorrogarse. Si ya venció, “ya está” (es que, podemos tratar de “reanimar” a alguien antes de su muerte; una vez que murió, ya está -ya murió-).

Parece que todo sigue igual en nuestra Provincia, en nuestro Sistema de Administración de la Justicia, tan en la picota en estos días.

Parece que los que tienen que aprender no quieren aprender. Parece que el Caso “L.N.P.” (y tantos otros que ocurren más veces de las que imaginamos y no se publicitan), solo sirve para dar charlas y conferencias, pero no para escarmentar y hacer carne el mea culpa alguna vez tibia y obligadamente expresado por nuestro Estado Provincial.

Lamentable es tener que marcar que “a un apellido conocido”, a algún “hijo del poder”, a la “gente bien”, etc., esto no le pasaría. Con seguridad, a ningún hijo de los Magistrados que intervinieron en la Causa “CANTERO-CAPINDO-NAPORICHI”, esto no le va a pasar jamás.

Pero, se trata de Fidel Piero CANTERO, Florián CAPINDO y Lucas David NAPORICHI: Tan solo tres (3) “indios”, “pobres”, del Impenetrable. ¿A quién puede importar cómo se les administra Justicia a ellos?

“PONERSE EN LOS ZAPATOS DEL OTRO”, es un ejercicio que nunca debería dejar de ser practicado por nuestros Jueces, Fiscales y demás Operadores de la Justicia.

Como alguna vez se le escuchó decir a Monseñor Oscar Arnulfo ROMERO (Obispo de San Salvador, asesinado en 1980): “LA JUSTICIA ES COMO LAS SERPIENTES: SOLO MUERDE A LOS DESCALZOS”.

Entre tantos Jueces y Fiscales que hasta aquí han intervenido, ¿a nadie le importa que, contra lo que mandan nuestras Leyes, estas tres personas sigan privadas de su libertad?

No solamente se los afecta a ellos, quienes desde diciembre de 2014 están alojados (como se dice) en la Alcaidía de Pcia. Roque Sáenz Peña, sino a todas sus familias y amigos, quienes se domicilian en El Espinillo. Para visitarlos, para hacerles llegar alimentos, medicamentos, ropas, etc., tienen que recorrer casi 150 Km, desde El Impenetrable, sin medios de transporte seguros, sin tener donde parar durante sus itinerarios. Pagando, cualquiera; para ellos no es fácil. Son pobres.

 

ALGUNAS ANORMALIDADES PROCESALES DEL CASO “CANTERO-CAPINDO-NAPORICHI”:

Según el Dr. KLEISINGER, dentro de las desventuras que les ha tocado vivir a sus defendidos CANTERO, CAPINDO y NAPORICHI, está el “pecaminoso” proceso que se les viene siguiendo en su contra.

Nos cuenta tal profesional que:

En las primeras horas del 14/03/2013, en la calle, frente a la vivienda del Intendente Municipal de El Espinillo (Sr. Ricardo SANDOVAL), se encontró el cadáver de quien en vida fuera Delfor ROMERO.

En ese mismo lugar se constituyó el Médico Forense de la VIª Circunscripción Judicial (Dr. Hugo Oscar BANEGAS) quien tuvo la compañía y/o asistencia en el acto del Dr. Ricardo Román CHUNGA ANGULO (Médico Cirujano del Puesto Sanitario “A” de El Espinillo), y determinó que la “Causa Básica” de la muerte de Delfor ROMERO obedecía a “ALCOHOLISMO” (así, más allá de que no consta que se hubiere llevado a cabo, in situ, ningún “dosaje” alcohólico que permita sostener racionalmente algo así), y que, “de interés médico legal” pudo observar una “lesión contuso desgarrante con bordes irregulares de pequeño diámetro… en pabellón auricular, compatible con acción contusa de elemento duro, probablemente cortante o punzante”.

Resulta, que los familiares y amigos de Delfor ROMERO clamaban Justicia, sin que hasta allí pudiera verificarse ningún motivo para siquiera suponer que “algo raro” podía haber en una muerte cuya causa era, según el Médico Forense de la VIª Circunscripción Judicial, el abuso del alcohol.

Y, ante tal clamor, la Fiscal de Investigaciones de Castelli optó por ordenar que se lleve a cabo una Autopsia, y ya que estaba, que se detenga a siete (7) personas: Aquéllos que habían estado compartiendo momentos en una vivienda en las inmediaciones (entre ellos CANTERO, CAPINDO y NAPORICHI).

Los familiares y amigos de Delfor ROMERO se opusieron inicialmente a la realización de la Autopsia, en atención a que no deseaban ver “profanado” el cadáver de uno de ellos, y se optó por enviar el cuerpo a la Sede el IMCiF, en Resistencia, a tales fines.

Los resultados de dicha Autopsia fueron de lo más sorprendentes: El IMCiF-Resistencia, sin mayores preámbulos, encontró un orificio de bala donde el Médico Forense de la VIª Circunscripción Judicial, y el Médico Cirujano del Puesto Sanitario “A” de El Espinillo, no vieron más que una lesión contusa.

Como Abogado Defensor tengo que decir que muy malo es que aquí lo hayan revisado dos (2) profesionales médicos al mismo cuerpo, uno de ellos un experimentado Forense, y que tal cuerpo desde aquí haya salido hacia Resistencia con una lesión contusa sobre el pabellón auricular y que a Resistencia hubiere llegado con un orificio de bala en el mismo lugar: Objetivamente, ¿qué tengo que pensar como Abogado Defensor de CANTERO-CAPINDO-NAPORICHI?, ¿que quienes tuvieron a su cargo transportar el cuerpo de Delfor ROMERO se divirtieron practicando “tiro” en el transcurso del viaje, y así “apareció” ese orificio de bala?

Como consecuencia de que el IMCiF-Resistencia informó tal “novedoso” y sorprendente resultado, la Fiscal de Investigaciones Nº 1 de Castelli ordenó practicar “dermotest” sobre los siete (7) detenidos-sospechosos, cuya toma de muestras se llevó a cabo cinco (5) días después de comenzadas sus detenciones.

De los siete (7) detenidos, a los únicos que el “dermotest” les dio positivo fue a CANTERO, CAPINDO y NAPORICHI. Se los sobreseyó a los otros cuatro (4) y a estos tres (3) se los procesó.

Esa es la única prueba que existe en contra de ellos: Un “Dermotest” que, azarosamente dio “positivo”, cuyas muestras se tomaron a más de ciento veinte (120) horas de iniciada la detención de tales personas: ¿Será que la Fiscal de Investigaciones Nº 1 de Castelli tuvo presente los innumerables casos de “falsos positivos” que arrojan esos resultados?, ¿Será que tuvo presente esa posibilidad o, por el contrario, supone que una prueba así es infalible? (retóricamente se pregunta el Dr. KLEISINGER).

Realmente, un atropello a la razón: Máxime cuando no existe ningún arma de fuego secuestrada. Cuando nadie escuchó ningún disparo de arma de fuego esa noche o madrugada. Cuando la persona que más posibilidades tendría de haber oído algún disparo así, en relación al lugar donde fue encontrado el cadáver (el Sr. Intendente Municipal -siendo que el cuerpo apareció en frente de su casa-), no fue citado nunca a declarar (existiendo numerosos testigos que indican que él se encontraba esa noche y madrugada en su vivienda). Cuando el Médico Forense de la VIª Circunscripción Judicial no informó de la existencia de ningún orificio de bala ni en el cuerpo ni en la cabeza de Delfor ROMERO.

Por también tratarse de una actitud propia de un sistema procesal penal cuyos operadores evidentemente tienen que ser “controlados” permanentemente, párrafo aparte merece la mención de que, a los acusados, pese a ser “indígenas”, lo que nunca escapó a la Fiscalía de Investigaciones Nº 1 de Castelli, sistemáticamente se los citó a brindar sus respectivas Declaraciones de Imputados sin la presencia de ningún Traductor (violándose así lo que expresamente y bajo pena de nulidad manda el art. 132 bis del Código Procesal Penal de nuestra Provincia, incorporado por Ley Nº 7.168, en consonancia con diversos Tratados Internacionales).

5 Comments