LAS PETROLERAS ANALIZAN AUMENTO EN EL COMBUSTIBLE DE ENTRE EL 2% Y EL 5% PARA LA PRIMERA QUINCENA DE ENERO

Fuentes de las compañías adelantaron que analizan un incremento de precios en los surtidores: la suba, que llegaría en la primera quincena del mes se ubicaría entre el 2% y 5%. El mercado de combustibles quedó desregulado completamente desde ayer, 1 de enero, y las principales petroleras analizan un nuevo incremento de naftas y gasoil para los próximos días, en función de variables como la cotización del dólar y el costo internacional del crudo.

Las petroleras culminaron 2017 con un incremento promedio de naftas y gasoil en torno al 30%, varios puntos por encima de la inflación estimada para el año que se presume estará por debajo del 25 %. Tomando como referencia el litro de combustibles de YPF en la Capital Federal, los valores pasaron de la nafta súper de $17,49 el primer día de 2017 a los actuales $22,66 (+29,5%); de la nafta premium, de $19,76 a $26,15 (+32,3%); del gasoil, de $16,21 a $19,99 (+23,3%); y del diesel Premium, de $18,31 $23,18 (+26,5%).

Desde octubre, el mercado de combustibles está liberado, por lo que las compañías locales trasladan la suba en el costo que pagan por la materia prima. Pero a partir de hoy entra en vigencia la decisión del Gobierno nacional de eliminar el registro de importación de petróleo y combustibles, con lo que dio respuesta -mediante el Decreto 962 del 27 de noviembre- al reclamo de las empresas petroleras según las cuales la medida es necesaria para la desregulación plena del mercado local.

Esta libertad para importar implica la posibilidad de comprar crudo en el mercado internacional e incluso los distintos tipos de combustibles, de acuerdo con sus conveniencias de costos y comerciales, lo que debería contribuir a un mercado más competitivo, condición necesaria para la liberación del sector.

Al mismo tiempo, desde enero ya no tendrá vigencia formal el acuerdo firmado a comienzos de este año por las productoras y las refinadoras que establecieron un sendero de convergencia con los valores internacionales del precio del denominado barril criollo, aunque ese punto de coincidencia se anticipó el 1 de octubre.

Fuente: Tiempo Argentino