LAS VERDURAS, CADA DÍA MÁS CARAS

La diferencia entre lo que paga un consumidor por los productos agropecuarios y lo que recibe el productor en el campo subió 10,9% en octubre, afectando tanto a la mayoría de los productores regionales que reciben muchas veces precios ínfimos por sus producciones, como a los consumidores que deben pagar precios que multiplican su valor de origen. 

verduritas

Así surge del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 20 alimentos del agro, relevada del 10 al 23 de ese mes. En octubre, la diferencia promedio entre el precio que pagó el consumidor en góndola superó en 8,3 veces a lo que recibió el productor en el campo, pero sobrepasando las 18,7 veces en productos como la pera, o más de 14 veces en alimentos sensibles como la cebolla, la naranja, el arroz, y la manzana roja.

Efectivamente, según el IPOD, los productos más afectados por las distorsiones de precios en la cadena del mes fueron: la pera, con una brecha de 18,7 veces, seguido por la naranja (14,63 veces), la cebolla (14,38 veces), el arroz (14,06 veces), la manzana roja (14,01 veces), la acelga (12,42 veces) y el limón (9,47 veces).

Frente a septiembre, el IPOD subió 0,82 puntos (de 7,51 a 8,32), impulsado por la mayor brecha en la cebolla y la pera, que contrarrestaron la reducción en la brecha de la acelga, uno de los productos más perjudicados en septiembre.

De los 20 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados, en 11 la brecha entre el precio de origen y destino aumentó en octubre, mientras que en 9 se redujo.

El principal incremento en la brecha durante el mes ocurrió en la cebolla, donde la brecha creció en 12,28 veces (de 2,1 en septiembre a 14,38 en octubre), y la lechuga (con un crecimiento de 6,62 veces). Mientras, la mayor caída fue en la acelga, donde la brecha bajó agresivamente a partir de un reacomodamiento de los precios de ese producto.

El IPOD permite tener una dimensión de lo que ocurre con los precios de los principales productos agropecuarios que se venden en fresco en el mercado desde que salen del campo. En el recorrido, hasta que el producto llega a la góndola, se producen un conjunto de distorsiones que suelen multiplicar por muchas veces el precio de origen de casi todos los productos.

De: DiarioTAG para: http://porticonoticias.com/