LO ECHARON DE SU CASA POR TATUARSE UN PENE GIGANTE

La imagen no cayó muy bien en su esposa quien lo perdonaría recién cuando se remueva el dibujo.

0901_stuart_valentino_g3.jpg_1853027552

Un insólito caso se desató en Portsmouth, Inglaterra, cuando un hombre se tatuó un pene de más de 20 centímetros en su pierna y fue echado de su casa.

Stuart Valentino nunca se imaginó que una simple inscripción en su piel lo iba a dejar sin techo.

A su esposa Samantha no le gustó ni un poco el nuevo tatuaje de su marido y le pidió que se fuera de su casa hasta que se lo remueva por completo.

Según trascendió en medios ingleses, Stuart se someterá a terapias de láser para borrar el obsceno tatuaje. Mientras, evitará usar bermudas que permitan ver su «obra de arte».