MÁS DE 100 DETENIDOS EN SÁENZ PEÑA SOLICITARON LA PRISIÓN DOMICILIARIA EN EL MARCO DE CORONAVIRUS

En momentos de álgidos debates sobre la situación de las cárceles ante la vulnerabilidad de transmisión de coronavirus en las celdas, el Juez de Ejecución Penal de Sáenz Peña Daniel Ferytes comentó que deberá analizar en los próximos días más de 100 pedidos de libertad condicional, asistida o prisión domiciliaria para detenidos en el Complejo Penitenciario II.
“En este momento tengo aproximadamente entre 280 y 290 detenidos a disposición del Juzgado de Ejecución Penal, en cuanto a los pedidos de libertad, recibí 107 actas del Consejo Correccional donde se expidieron en forma favorable para la prisión domiciliaria”, comenzó explicando el Dr. Daniel Freytes.
Esta motivación de pedidos se enmarca en una movida de los penales de todo el país, concatenando una masiva cantidad de solicitudes de prisión domiciliarias o beneficios bajo el argumento de la prevención y el riesgo que genera la enfermedad del COVID-19, algo que en distintos sectores derivó en motines, hechos de violencia, represiones, y hasta toma de rehenes, tal como se vivió este lunes en la Unidad Penitenciaria de Charata.
“No es que todos se van a ir a la casa”, afirmó Freytes, y explicó que “nosotros estamos evaluando caso por caso, al que le corresponde se lo vamos a dar, lamentablemente, sin ningún tipo de control, porque no disponemos, pero esas son las directivas de la resolución del Superior Tribunal”.
“El otorgamiento de prisión domiciliaria no vamos a tener ningún tipo de control sobre el detenido porque el servicio social del poder judicial no está trabajando y los del Complejo lo hacen todo de manera telefónica”, sostuvo.
Al referirse al Habeas Corpus Colectivo, presentado por la Defensora General a la cual el Superior Tribunal hizo lugar parcialmente, dijo Freytes que “existen una serie de parámetros para nosotros poder ir definiendo quienes están en condiciones de poder gozar libertad condicional, de libertad asistida o de prisión domiciliaria de acuerdo al riesgo de la persona”.
“Obviamente doy prioridad a los que están en condiciones de gozar con la libertad condicional, los que están pasados en fecha o que están próximos a cumplir, o la libertad asistida y luego la prisión domiciliaria por cuestiones de salud”, explicó el juez, quien deberá analizar la solicitud de más de 100 presos que se encuentran en el Complejo Penitenciario de Sáenz Peña, una gran parte de los casi 290 detenidos que tiene a cargo el Juzgado de Ejecución Penal de la localidad.