MURIÓ APUÑALADA Y CON LA ORDEN RESTRICCIÓN DE ACERCAMIENTO DE SU ASESINO EN LA CARTERA

Alrededor a las 9 de la mañana de este miércoles María Belén Morán, de 24 años, salió de su domicilio en la localidad de Manzanares, Pilar. A sólo tres cuadras, en la intersección de Río Orinoco y Rodolfo de la Colina, fue abordada por su ex concubino, Alberto Sebastián Moreno, quien le asestó decenas de puñaladas.

muertaconrestriccion

El atacante, de 28 años, dejó tirada a la víctima en una zanja y huyó. Ocho días atrás había recibido una orden judicial que le impedía acercarse a Morán. «El imputado escapó con el cuchillo ensangrentado en la mano en dirección a la estación ferroviaria de Manzanares. Estamos buscándolo», confirmaron en declaraciones a la prensa las fuentes de la investigación.

Una de las testigos dijo que el hombre había sido visto en la casa de su hermana la noche del martes, a sólo 100 metros de la casa de la mujer asesinada. Dos patrulleros se acercaron hacia allá. «Conversaban con él y se reían, y yo les dije a mis hijas que eso iba a terminar en una desgracia», indicó.

La víctima, madre de una nena de 4 años, llevaba consigo una cartera pequeña de donde, a pesar de haber caído en el barro y estar mojada, los investigadores rescataron un oficio judicial del Juzgado de Familia 1 de Pilar. Se trataba de la orden de prohibición de acercamiento, emitida el 21 de julio. El caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar, que está siendo subrogada en esta feria judicial por el fiscal Eduardo Rodríguez.

Fuente: Diariotag