NIKISCH CONSIDERA QUE CON MACRI HABRÁ UN FUTURO PRODUCTIVO PARA EL CAMPO

“La mayoría del sector agropecuario de nuestro país y en especial de nuestra provincia, se  han mostrado muy disconformes con las políticas llevadas adelante durante los doce años de gestión Kirchnerista, totalmente adversas y con gran impacto negativo en las zonas más vulnerables del país. En la sólida perspectiva de que triunfe el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, que posee una elaborada y creíble propuesta de política agropecuaria, el sector comenzará a recuperarse, habrá un futuro productivo para el campo y no un desbarranco como está sucediendo actualmente”, expresó el presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados del Chaco Roy Nikisch al ser consultado por la prensa.

100_1559

“Esta perspectiva que se vislumbra, de acceder Maricio Macri a la presidencia, ya quedó plasmada con los resultados que se obtuvieron en las elecciones del pasado 25 de octubre, donde en las principales zonas rurales de la Pampa Húmeda, Mauricio Macri logró superar ampliamente el 34,33% que obtuvo a nivel nacional. En Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, tres provincias que definen más del 70% de la producción agrícola, el candidato presidencial de Cambiemos (alianza que integran Pro, la UCR y la Coalición Cívica) estuvo por encima del 40% en muchas ciudades que dependen del campo, e incluso llegó a rondar el 50% de los votos”, aseguró el diputado.

“El paquete de iniciativas que propone tiene como principal objetivo reactivar al sector, eliminando todas las trabas y restricciones que hoy limitan su capacidad para que pueda multiplicar su producción y contribuir a que eso se traduzca en más empleo e inclusión para todos los argentinos”.

“La propuesta para el sector nos incluye como provincia, ya que también contiene medidas para garantizar competencia y transparencia en el mercado interno y propone poner en marcha un amplio plan de infraestructura para el desarrollo de puertos, autovías y el transporte ferroviario de cargas. Asimismo, impulsa una ley de fomento a las economías regionales y políticas diferenciadas para estimular el arraigo de los productores en sus lugares de origen”.

“El modelo de desarrollo que propone incluye no solamente el crecimiento del agro de escala comercial e inserción a los mercados mundiales, sino también la llamada agricultura familiar. Esta es la agricultura de pequeña escala, con mano de obra familiar y gran porción de producción para consumo local. La agricultura familiar requiere de políticas específicas y focalizadas que promuevan las capacidades productivas y comerciales de sus actores. Vemos que también los productores de agricultura familiar podrán crecer en ingresos y en bienestar. Se visualiza por estos días que volvió el futuro al campo, lo que no es poco”, concluyó Nikisch.