RENUNCIA EL ÚNICO OFTALMÓLOGO AL HOSPITAL BICENTENARIO

Nuevamente la noticia pasa por la renuncia de otro médico del Hospital Bicentenario, esta vez el que presento la renuncia fue el Oftalmólogo Dr Jorge Kleisinger quien es uno de los pocos profesionales de nuestra ciudad y una de las pocas especialidades que tiene el gran nosocomio, motivan la misma que las condiciones no fueron dadas para desarrollar la actividad, desde este  medio pudimos averiguar  y unos de los motivos fue la falta de equipamiento que incluso fue solicitado infinidades de veces por el director Dr. Pablo Camizasca al ministerio sin tener respuesta alguna.

586_Dr Jorge Kleisinger Oftalmologo 1

Recordar en una de las notas publicada por este medio donde Mercedes Sánchez reclamaba equipamiento varios también estaba en pedido de equipamientos mínimos para el oftalmólogo, desde el ministerio respondieron que realizarían las compras que hasta el momento no han llegado a nuestra ciudad.-

No están dadas las condiciones

Desde este medio tuvimos acceso a la renuncia presentada por el profesionales que dice: Mediante la presente hago llegar a usted y por su digno intermedio a quien corresponda, mi renuncia al cargo de Médico oftalmólogo del Hospital del Bicentenario.

Quiero agradecer la confianza depositada por usted en mi persona, como así también la colaboración inestimable de todo el personal que se ha brindado por hacer posible la tarea llevada a cabo durante este año y medio de trabajo.

Lamentablemente considero que no están dadas las  condiciones necesarias para desarrollar la actividad profesional en forma adecuada. El sistema así como está planteado, genera deficiencias tanto para los pacientes como para los profesionales del nosocomio.

Debo agregar que esta decisión, me genera una profunda tristeza por no haber encontrado los medios para brindar un servicio adecuado a las  necesidades de la comunidad.

Retirándome de una función a la que ingresé por concurso y con una alta vocación de servicio sin haber visto generarse las condiciones y recursos para cumplir los objetivos mínimos, sólo tendrá el sentido de un gesto significativo, si promueve hoy, las acciones necesarias para rectificar carencias que afecten tanto a los pacientes como a los Médicos  y al personal todo.

Se suma uno más

También trascendió que el director del Nosocomio Dr Pablo Camizasca habría presentado la renuncia y no fue aceptada por las autoridades superiores, el motivo de la misma habría sido la falta de equipamiento e insumos en algunas áreas de salud y la falta de acompañamiento con profesionales, recordar también que la semana pasada presentaron la renuncia al servicio dos profesionales.

Respecto a ese tema es tan importante destacar aquella carta de autor anónimo que titula “Mala praxis” carta de un abogado a los médicos

586_Dr Jorge Kleisinger Oftalmologo

Por qué hago referencia a esa carta, porque el miedo de muchos profesionales de la salud es que debemos hacer , como lo haremos, no tenemos recursos, nuestros sueldos son los más bajos , comparando con la canasta básica de alimento, están llegando apenas al mínimo algunos contratos del estado provincial para con ellos, pero además si quieren estar cubiertos deben pagar un seguro de mala praxis de su bolsillo.

Es importante destacar que no es motivo por el más trabajo de realizan los profesionales, sino por lo que deben hacer por falta de equipamiento e insumos, que deben amañarse para atender a un paciente, que designan profesionales con contratos súper bajos “entre 6000 y 7000 pesos mensuales “para tan grande responsabilidad, pero además no le dan los recursos necesarios para la atención básica o mínima.

Recordar que hace un tiempo se habló la falta de termómetro, no tienen para realizar una tomografía, la falta de insumos, no hablar de medicamentos, la falta de médicos o recursos humanos y los que están corren todos los riesgos.

He tomado dos párrafos de la carta

  • “Ha tomado estado público la pesadilla que causa desvelos, cuando no infartos, a muchos miembros de la comunidad médica. Los juicios por mal praxis se han convertido en un provechoso recurso de subsistencia para muchos abogados ávidos de litigio, conocedores de las falencias del sistema.”
  • “Deambula por clínicas y sanatorios juntando monedas para poder subsistir. Este médico, suicida por vocación, inteligente para el prójimo y descerebrado para sí mismo, bueno y estúpido a la vez, responsable ante la sociedad e irresponsable ante su familia, es la carne de cañón, el centro del blanco de la industria de la mala praxis. Todo abogado sabe que en este sistema perverso, tan carente de recursos, tan manoseado por inescrupulosos enriquecidos a costa de la salud, el medico es el hilo fino más fácil de cortar, el candidato ideal para exprimir, el ingenuo más liviano de sacudir para rescatar las monedas que llevan en los bolsillos”.