ROZAS CERRO POR LOS SENADORES LA SESI√ďN ESPECIAL DEL BICENTENARIO DE LA PATRIA

El presidente del Interbloque de Senadores Nacionales de Cambiemos, Angel Rozas, participó de la Sesión Especial del Bicentenario que se desarrolló en la provincia de Tucumán en el Teatro San Martín de esa ciudad y fue el elegido para cerrar las ponencias por el Interbloque de Senadores. Previamente integró la delegación que formó parte de los actos protocolares en la Casa de Tucumán oportunidad en la que fue invitado a firmar el libro histórico que registra el paso de visitantes ilustres.

2016-07-06_rozas_en_tucuman

Tiempos de fragilidad

Al referirse a este acontecimiento hist√≥rico dijo que ‚Äúestamos convocados para celebrar el bicentenario de la declaraci√≥n de la independencia que sancionaron con valent√≠a, sentido patri√≥tico y lucidez pol√≠tica los congresales de nuestras provincias unidas del sur, era una coyuntura de extrema fragilidad la que se viv√≠a por la recomposici√≥n del poder imperial en Europa y la amenaza latente de Espa√Īa que se aprestaba a recuperar sus colonias en Am√©rica‚ÄĚ.

‚ÄúLa Patria cumple este 9 de julio 200 a√Īos de la declaraci√≥n de su independencia, pasi√≥n y raz√≥n, una tensi√≥n que habr√≠a de signar el devenir de nuestra historia, la pasi√≥n revolucionaria se impondr√≠a a la raz√≥n iluminista, y dejando atr√°s el despotismo, aquellos patriotas decidieron lanzarse a reformar el mundo en t√©rminos universales de libertad, igualdad y fraternidad, hab√≠a que crear una nueva legitimidad basada en soberan√≠a del pueblo y divisi√≥n de los poderes como predicara Mariano Moreno‚ÄĚ.

‚Äú¬ŅHasta cu√°ndo esperaremos para declarar nuestra independencia? urg√≠a San Mart√≠n desde Mendoza porque sab√≠a que era indispensable para terminar con los avasallamientos y dar comienzo a la gesta emancipadora del continente Latinoamericano‚ÄĚ.

Histórica dicotomía

‚ÄúFinalizada la gesta patri√≥tica, se pondr√≠an en evidencia las dificultades para poner freno a las pasiones propias de la guerra y las pol√≠ticas intestinas, hab√≠a que acudir a la raz√≥n para contener el √≠mpetu y serenar los esp√≠ritus, una y otra vez los argentinos nos enfrentar√≠amos con esa dicotom√≠a que parece marcar nuestras vidas, de all√≠ que seamos consecuencia de aciertos y erros de los que nos dejaron la Naci√≥n, herederos de la pasi√≥n y la raz√≥n que alternativamente se conjugaron en nuestras luchas por la institucionalizaci√≥n, el estado moderno, la ocupaci√≥n territorial, la inmigraci√≥n, la conquista del sufragio popular e incorporaci√≥n de las masas populares a la vida pol√≠tica y social del pa√≠s y la recuperaci√≥n de la democracia‚ÄĚ.

‚ÄúSomos producto de la educaci√≥n popular de inspiraci√≥n sarmientina, utop√≠a, progreso y movilidad ascendente, la Naci√≥n cosmopolita y humanista que asombr√≥ al mundo por sus logros cient√≠ficos, culturales y deportivos, pero tambi√©n fruto de nuestras contradicciones, prejuicios y falsos dilemas, es preciso entonces que en el marco de nuestro bicentenario no sigamos asignando culpas que nos consuelen con la idea de que nuestros problemas empiezan y terminan en pocos nombres, debemos ser capaces de mirarnos introspectivamente como sociedad y reconocer nuestros propios errores de manera de legar a nuestros hijos y nietos un futuro con mayor igualdad social, apego y respeto por la Ley, permitirnos discrepar sin agredirnos, reconocernos en nuestras diversidades y diferencias‚ÄĚ.

Pensar m√°s all√°

‚ÄúIntentemos trazar un mapa de la argentina que viene, pensemos m√°s all√° de la coyuntura incorporando el mediano y largo plazo, haciendo eje no solo en los actores oficiales sino en los verdaderos protagonistas la sociedad, los votantes, nosotros mismos en nuestra cultura, moral, creencia y tambi√©n en nuestros prejuicios, intentemos inaugurar un nuevo tiempo alejados del mito de la refundaci√≥n en la esperanza de que este que vivimos no sea apenas un nuevo ciclo, uno m√°s, sino el inicio de un camino gradual y sostenido, hacia la consolidaci√≥n de la democracia, con instituciones fuertes, sin liderazgos provindenciales, sin excluidos, defendiendo el medio ambiente y los derechos humanos‚ÄĚ.

‚ÄúPor la Patria, por nuestra Naci√≥n, intentemos asemejarnos a aquellos prohombres del ayer en la b√ļsqueda de las utop√≠as, sue√Īos y esperanza y una profunda vocaci√≥n patri√≥tica‚ÄĚ.

Fuente: Solochaco