ROZAS NO DESCARTÓ SESIONES EXTRAORDINARIAS DURANTE FEBRERO

El senador adelantó que analizan convocar una o dos sesiones extraordinarias en febrero, dado que las negociaciones del Ejecutivo “parecen estar encaminados”. Tras la ruptura del PJ, habló de una “mayoría de Cambiemos en Diputados” y de un “peronismo fundamentalista en el Senado”.

nota_bb78f9e3fe94a71cc335eb2a51edb75c

En declaraciones para RADIO CIUDAD, el senador Ángel Rozas informó que referentes de la Unión Cívica Radical volvieron a reunirse este miércoles con funcionarios del Gabinete nacional. Manifestó que en dicho encuentro, el jefe de Gabinete y el ministro del Interior de la Nación, Marcos Peña y Rogelio Frigerio, «nos anticiparon que no hay que descartar la posibilidad, si los consensos se dan medianamente como parecen estar encaminados, que pueda haber una o dos sesiones extraordinarias en febrero; aunque no es una cuestión definida».
Aclaró que la «búsqueda de consensos» del Gobierno nacional, en ambas Cámaras del Congreso, fue el factor principal para que no se convocara a extraordinaria durante enero, «no porque no haya habido temas importantes sino porque aún no se han dado los niveles de consenso necesarios para que los proyectos realmente puedan tener un debate, una reflexión y por lo menos en la parte más medular, ser aprobados», expresó.
Claramente la ruptura del bloque del Frente Para la Victoria y «los consensos» a los que hizo referencia el senador Rozas están íntimamente ligados. Su apreciación al respecto es que «hoy por hoy, el bloque Justicialista en Diputados frente a Cambiemos, dejó de ser la mayoría. Cambiemos tiene hoy la mayoría». Y en cuanto al Senado, «no sé qué pasará», señaló.
Respecto del FPV en la Cámara Alta, sostuvo que «hay diferencias muy marcadas. Hay un grupo, para calificarlo políticamente, de peronistas peronistas, fundamentalistas, en el sentido de no darle respiro al Gobierno. Me parece que hay que tener un sentido democrático en esto, a nadie le gusta perder. Los instrumentos que se necesitan para gobernar, en la medida en que sean razonables, hay que conversarlos, discutirlos, debatirlos. Pero hay una decisión del kirchnerismo de poner palos en la rueda en todo lo que se pueda».
No es el escenario en la Cámara Baja, en donde encontraron, «gente como Bossio (Diego), que ha sido hasta hace pocos días un hombre incondicional de Cristina Kirchner» y que entiende «que ha ganado un gobierno y hay que tratar de sentarse a conversar, a dialogar».
55 días bajo la gestión de Mauricio Macri
En otro orden, refirió a los primeros meses de gobierno de Mauricio Macri y afirmó: «Yo no he sentido grandes sorpresas en medidas tomadas por Macri. Creo con toda lealtad que eran medidas absolutamente esperables aún si ganaba Scioli (Daniel)».
Mencionó así la negociación que se lleva adelante con los holdouts, «la misma en la que hubiera avanzado Scioli de haber asumido la Presidencia».
En ese sentido, indicó que «Kicillof (Axel, ex ministro de Economía de la Nación) nos hizo creer que era una guerra contra los gringos, que sí son buitres y que son especuladores, que no tienen corazón. Pero nos sacó prácticamente del mercado y los créditos que tomó Argentina fueron por el 8% o el 9%, mientras que Chile, Uruguay, Perú lo hicieron por el 4%, 5%, 3%».
«Nos hicieron creer que la pelea de buitres versus la patria argentina era un gran negocio cuando en realidad había que intentar un arreglo; no como quieran los buitres, esto está fuera de discusión, como quiera el país o como pueda», señaló.
Sobre el aumento a las tarifas eléctricas y a las que se esperan en el gas, aceptó que «a nadie le gusta le metan la mano en el bolsillo, pero si durante 12 años no hubo acá por lo menos para la Capital Federal y Gran Buenos Aires un reajuste de tarifas, hasta cuándo iba a seguir el carnaval acá. Los que viven en la Recoleta pagan $100 de luz y nosotros $500. No podemos seguir todos los argentinos pagando a los ricos de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires». «Es impactante, no digo que no, pero era de esperar. ¿Y si ganaba Scioli no lo iba a Hacer? También lo iba hacer», aseguró.
«Estas medidas había que tomar asuma quien asume incluso siendo peronista», sostuvo el senador.


Dilación en la toma de cargos públicos

Por último, consultado por la dilación para tomar los cargos en las distintas delegaciones nacionales en Chaco, el legislador Rozas explicó que fue «una demora en todo el país». «Cambiemos somos varios partidos y dentro de la UCR tenemos varios sectores. Hemos encontrado puntos de coincidencia, hemos presentado una lista común con la aprobación de todos los sectores y estamos esperando que el Gobierno Nacional tome las decisiones finales», adelantó.

Fuente: Chaco Día por Día