RUSIA CONFIRMÓ QUE LA TRAGEDIA AÉREA EN EGIPTO FUE UN ATENTADO TERRORISTA

El presidente de Rusia anunció que se intensificará el ataque en Siria. ‘Deben reforzarse de forma que los criminales se den cuenta de que el castigo es inevitable’, advirtió.

f700x390-21516_60534_0

El avión de pasajeros ruso siniestrado en Egipto fue derribado por el estallido de una bomba colocada a bordo, informó este martes el director de los servicios secretos internos rusos (FSB) Alexander Bortinov, citado por varias agencias de noticias.

«Se puede decir sin ambigüedad que es un ataque terrorista», afirmó Bortnikov. Según el director del FSB, entre los restos del Airbus A321 y de los equipajes se encontraron restos de explosivos.

El artefacto era de construcción casera, tenía una fuerza explosiva de hasta 1,5 kilogramos de TNT y fue su detonación la que provocó que el avión se partiese en el aire. También explica por qué los restos del fuselaje del avión quedaron repartidos a gran distancia, dijo Bortnikov durante una reunión al presidente ruso, Vladimir Putin.

El avión, que viajaba del balneario egipcio Sharm el Sheij a San Petersburgo, se partió en el aire 20 minutos después del despegue y se estrelló el pasado 31 de octubre en la península del Sinaí, dejando 224 muertos.

Advertencia de Rusia

«Encontraremos a los culpables del ataque terrorista del Sinaí en cualquier lugar del mundo y los castigaremos», advirtió Putin, según Interfax.

«Las actividades de las Fuerzas Aéreas rusas en Siria no continuarán sin más, sino que se intensificarán», agregó el presidente ruso. «Deben reforzarse de forma que los criminales se den cuenta de que el castigo es inevitable», dijo.

Para Putin, el «asesinato» de ciudadanos rusos en el Sinaí es «uno de los crímenes más sangrientos». Por su parte, el FSB anunció una recompensa de 50 millones de dólares (46,9 millones de euros) por información sobre los responsables del ataque.

Detenciones 

La Policía egipcia arrestó a dos trabajadores de Sharm el Sheij bajo por estar sospechados de ayudar a los terroristas que introdujeron la bomba en el Airbus A-321 en octubre pasado en la península del Sinaí, de acuerdo a la agencia Reuters.

El Servicio de Seguridad Federal ruso (FSB) admitió este martes que la tragedia aérea fue causada por una bomba el interior de la aeronave, puesta por integrantes del grupo extremista Estado Islámico. En total, todos los que viajaban en el avión, 224 personas, perdieron la vida en el siniestro.

De: Diario Primera Línea  para: http://porticonoticias.com/