SALUD: BOLIVIA RECHAZÓ CONVENIO CON ARGENTINA

Lo hizo a través de una comunicación oficial dirigida a la embajada argentina en el vecino país, en la que explican que las leyes bolivianas no permiten brindar atención gratuita en forma universal; en consecuencia descartaron el pedido argentino por reciprocidad.

Mediante una comunicación formal, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia le comunicó a la embajada argentina en ese país la imposibilidad de firmar un convenio de reciprocidad entre ambos estados a fin de que los ciudadanos argentinos puedan recibir atención gratuita en los hospitales públicos bolivianos, sean o no residentes de aquel país.

Tal pedido había sido realizado por el gobierno argentino, buscando reciprocidad en el país vecino, ya que el sistema de salud local brinda a los ciudadanos extranjeros atención en los hospitales públicos sin exigir que se abone ningún concepto.

La contestación del gobierno boliviano fue terminante. Mediante la nota N° 001633 de fecha 8 de febrero de 2018, el organismo diplomático concluyó que, tras una consulta con el ministerio de salud de ese país, se determinó que su legislación vigente impediría la firma de un convenio con las características que busca la Argentina.

Según el gobierno del país vecino, las leyes habilitan la atención gratuita únicamente para los siguientes grupos poblacionales: mujeres embarazadas desde el inicio de la gestación hasta seis meses posteriores al parto, niños y niñas menores de cinco años, mujeres y hombres a partir de los sesenta años, mujeres en edad fértil sólo para atenciones relacionadas con salud sexual y reproductiva y personas con discapacidad. Fuera de ese grupo, nadie en Bolivia goza de gratuidades en el sistema de salud.

“Por lo tanto, no corresponde la suscripción del indicado convenio”, concluyó la respuesta de las autoridades bolivianas.

El pedido formal para la firma del convenio forma parte de una negociación iniciada por la diplomacia argentina el 26 de octubre de 2017, mediante la nota 418, ingresada en mesa de entradas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, y lleva la firma del embajador argentino en ese país, Normando Álvarez García.

La polémica por la atención a los extranjeros en los hospitales públicos de la provincia de Jujuy estalló durante una reunión en la que el ministerio de salud de la provincia se disponía a socializar los cambios que introducirá el plan de reformas que el gobierno busca aplicar en el corto plazo.

El paquete de medidas incluye una en estudio, que busca avanzar en el recupero del costo que implica el servicio que se brinda a la gran cantidad de ciudadanos extranjeros que buscan curarse en los hospitales públicos jujeños, y reciben atención sin abonar ningún concepto.

La estrategia para aplicar dicha medida, según explicó el ministro Gustavo Bouhid, no busca exigir aranceles o pago alguno a los ciudadanos, pero sí reclamar el costo de la atención a los países de los que son origen.

Tras la polémica, se conoció que ese trámite fue iniciado ante el estado presidido por Evo Morales, con resultado negativo.

Fuente: Jujuyalmomento