SAN LORENZO LO GANÓ EN CINCO MINUTOS Y SIGUE ARRIBA EN EL CAMPEONATO

A través de un polémico penal, Claudio Bieler había puesto en ventaja al ‘Cervecero’, pero Héctor Villalba y Walter Benítez, en contra, revirtieron el marcador. Con el triunfo, el ‘Ciclón’ es el único líder del torneo.

san lorenzo

En el estadio Centenario Dr. José Luis Meiszner, Quilmes y San Lorenzo abrieron la decimocuarta fecha del campeonato de primera división. Con realidades totalmente opuestas, los equipos llegaron a este compromiso con objetivos diferentes, dado que el «Ciclón» necesitaba una victoria para asegurar su posición de privilegio, mientras que el dueño de casa debía evitar la derrota para comenzar a enderezar el inestable rumbo construido hasta el momento.

A pesar de las discrepancias, antes de llegar a los diez minutos Claudio Bieler amenazó a Sebastián Torrico con una intervención que hizo temblar al travesaño. Además, el rebote desperdiciado por Rodrigo Gómez le dio otra vida al «Cuervo». Desde el principio el «Cervecero» intentó perderle el respeto al líder del certamen.

La respuesta de la visita se basó en la jerarquía de Martín Cauteruccio, quien se encargó de crear las acciones ofensivas a pura potencia. Como sus compañeros no lograban abastecerlo, el uruguayo se las ingenió para exigir a los centrales con gran convicción.

Antes de llegar a la media hora se produjo la polémica que favoreció al combinado de Julio César Falcioni. Una supuesta infracción de Juan Mercier sobre Alexis Canelo le permitió al «Taca» anotar el 1 a 0 a través de la pena máxima. Los reclamos azulgranas fueron ignorados por Fernando Rapallini cuando sancionó el dudoso penal.

Por las distracciones defensivas del local, los de Edgardo Bauza consiguieron revertir el marcador. Desinteligencias a la hora de tomar las marcas y despejes inconclusos le dieron la posibilidad a Héctor Villalba de festejar el empate.

Lejos de corregir los errores de la última línea, Quilmes cerró el primer tiempo inmerso en un manto de dudas. Factor que favoreció al delantero de Montevideo, quien evitó celebrar la segunda conquista por dos motivos: su pasado en el club del sur y porque el verdadero autor del gol fue Walter Benítez, en contra.

En el amanecer del complemento las proyecciones de «Droopy» volvieron a arrinconar a San Lorenzo contra su propia valla. El ex Independiente habilitó en más de una ocasión a Matías Morales para que el volante haga lucir al ex arquero de Godoy Cruz. La imagen de «San Torrico» sobrevoló varios instantes el campo de juego.

El sacrificio de los dirigidos por el «Emperador» no fue suficiente para evitar la caída. Los ingresos de Rubén Ramírez, Diego Buonanotte y Martín Pérez Guedes le dieron al equipo un empuje carente de claridad. Incluso de contragolpe, los del «Patón» estuvieron muy cerca de liquidarlo.

Los insultos que inundaron al banco de suplentes reflejaron la disconformidad cervecera, mientras que del otro lado sólo se observaron sonrisas. Con la victoria, el «Cuervo» voló a lo más alto del campeonato para gozar de la punta en soledad y aportar cada vez más interrogantes al futuro de Falcioni. En el sur ya están buscando reemplazante.