SE CUMPLEN 60 AÑOS DEL BOMBARDEO A PLAZA DE MAYO

Hace 60 años, la Plaza de Mayo se convertía en escenario de un cruento bombardeo aéreo que dejó más de 350 muertos y 2.000 heridos. El ataque fue perpetrado por oficiales de la Marina y la Aeronáutica, quienes, en un intento de asesinar al entonces presidente Juan Domingo Perón, descargaron 14 toneladas de explosivos sobre el centro de Buenos Aires.

bombardeo_plaza_de_mayo

El 16 de junio de 1955 resultó la jornada más sangrienta del siglo XX en la Argentina, y marcó el inicio de una espiral de violencia política que se extendió hasta bien entrados los años 70.

En ese marco, el Peronismo se enfrentaba a un polo opositor, integrado por la Iglesia Católica, la Sociedad Rural y algunos sectores de las Fuerzas Armadas, principalmente de la Marina.

En abril de 1955, más de 200.000 personas se congregaron en Plaza de Mayo, frente a la Catedral Metropolitana en el marco de la celebración del Corpus Christi. Durante la concentración, un grupo que nunca pudo ser identificado desplegó una bandera argentina y la quemó frente a los ojos de los manifestantes. En respuesta, el Poder Ejecutivo decidió hacer “un acto de desagravio al pabellón nacional” con una parada militar, prevista para el 16 de junio.

Los aparatos tenían grabados en sus fuselajes la inscripción “Cristo Vence” y en la primera de sus oleadas, las bombas que lanzaron impactaron en un trolebús lleno de pasajeros, quienes perecieron en medio de las llamas.

La CGT movilizó columnas de trabajadores a Plaza de Mayo con la intención de defender a Perón, y los golpistas emprenden tres oleadas más contra la Plaza de Mayo y la Casa Rosada.

El bombardeo culmina pasadas las 17, y gracias a la intervención de las tropas del Ejército, leales al Gobierno, la intentona fracasa. Los aviadores huyen al Uruguay.