TRES MOTINES EN CINCO DÍAS EN UNA CÁRCEL BRASILEÑA

Las autoridades controlaron este viernes de mañana un tercer motín registrado en un complejo penitenciario en el estado brasileño de Goiás (centro-oeste).

La Dirección General de Administración Penitenciaria del estado informó que aún realizan el conteo para determinar cuantos presos resultaron heridos en el incidente, pero un portavoz del despacho garantizó que no hubo muertos ni fugas.

El Complejo Aparecida de Goiania inició el año con un enfrentamiento en la zona de régimen semiabierto que terminó con nueve muertos, 14 heridos y un centenar de prófugos. Tres días después un nuevo incidente en la misma área, sin muertos ni heridos, fue confirmado a los medios de comunicación.

Las autoridades precisaron que el conflicto de este viernes comenzó a las 04H30 de la mañana en un ala de la zona de régimen cerrado y que fue controlado en menos de tres horas por las fuerzas especiales y la Policía Militar.

Una inspección judicial realizada después del motín del 1º de enero en el complejo constató que condiciones insalubres, retrasos procesales y falta de acciones preventivas agravan la situación del recinto disputado, según la prensa local, por las facciones rivales Comando Vermelho (CV) y Primeiro Comando Capital (PCC).

Brasil suma la tercera mayor población carcelaria del mundo con 726.712 presos, según los últimos datos oficiales de junio de 2016. La cifra casi duplica la capacidad penitenciaria del país, calculada en 368.049 cupos para 2016.

Hace un año una masacre en un complejo penitenciario de la amazónica Manaos, dejó 56 muertos, también producto de un enfrentamiento entre facciones.

Desde entonces, la guerra entre grupos rivales en los presidios brasileños ha dejado más de 100 fallecidos.

Las principales masacres carcelarias de 2017 se produjeron en Manaos (56 muertos) y Roraima (33), ambas en el norte, seguidas de Natal (26), en el noreste.

Fuente: NA