UN BEBÉ MURIÓ EN UN PARTO CASERO Y ACUSAN DE HOMICIDIO A LOS PADRES

Es el primer juicio por un caso de este tipo en el país. 

preparativos-parto-en-el-agua-150x150-480x270_29772_29772

Un fiscal imputó por homicidio culposo a una pareja que decidió tener a su hijo por parto natural en su domicilio, sin asistencia profesional, y que terminó con la muerte de la bebé. Los padres tienen 32 y 26 años y fueron acusados por el fiscal Maximiliano Breide Obeid de haber provocado la muerte del bebé por imprudencia, al practicar un parto sin tomar los recaudos ni tener los conocimientos necesarios para realizarlo. El pedido del fiscal fue avalado por la jueza de Neuquén, Carolina García.

Según la autopsia, la bebé murió por asfixia y la complicación del parto estuvo relacionada con la posición del bebé, que nació de nalgas.

De acuerdo a lo expresado en medios neuquinos, el fiscal no busca una condena efectiva para los padres, sino un mensaje ejemplificador, para generar conciencia sobre la importancia de tomar recaudos y la responsabilidad que implica llevar adelante un parto domiciliario.

El caso reabre un debate cada vez más actual respecto de los partos que se practican en casas particulares, algo que han practicado –y defendido públicamente– muchas celebridades y extendido en círculos de alto poder adquisitivo

El hecho ocurrió el 11 de mayo en la capital de Neuquén. La pareja llegó a la guardia del hospital Bouquet Roldán con la beba en brazos, ya sin vida. Estaban notablemente traumatizados y dijeron a los médicos que el parto se había desarrollado de forma imprevista en el auto en el trayecto de la localidad de 25 de Mayo hacia Neuquén. Los médicos no les creyeron, entre otras cosas, porque el bebé estaba higienizado.

Días después, Breide Obeid relató que se efectuó un allanamiento en el domicilio de la pareja y se constató que el parto se había producido allí, mientras que una requisa en el vehículo descartó que el nacimiento se hubiera desarrollado en el interior del automóvil como habían dicho.

En ese sentido, el fiscal explicó que los hechos encuadran en la figura de homicidio culposo y manifestó que se trata de culpa con representación, es decir que se plantearon la posibilidad de que ocurriese lo que ocurrió y continuaron con la idea del parto domiciliario a pesar del riesgo que conllevaba.

Por último, remarcó que para un parto domiciliario debieron contar con la asistencia de un médico obstetra, una ambulancia en la puerta del domicilio ante una emergencia, tomar los recaudos necesarios para garantizar la vida del bebé.

“Ninguna pena resulta una solución para un caso así. No hay pena más grave que cargar con la vida de un hijo. Pero buscamos dar un mensaje ejemplificador, para generar conciencia sobre la importancia de tomar recaudos y la responsabilidad de llevar adelante partos domiciliarios”, dijo el fiscal.

De acuerdo con lo que ya habrían conversado con el defensor oficial, pedirá que los imputados cumplan con un curso de capacitación sobre partos, hagan tareas comunitarias durante un año y donen un aparato de ecografías cardiológicas que necesita la maternidad adonde llegaron.

La jueza hizo lugar al pedido del fiscal y consideró que el hecho debe ser investigado.

“La doctrina considera que desde el momento mismo del nacimiento de un bebé comienza a ser sujeto pasivo del delito de homicidio y no de aborto”, según informó el Ministerio Público Fiscal.

Pero es un tema debate. La jueza García señaló que hay diferentes posturas respectos al momento del nacimiento. “Yo me voy a remitir a la postura de que se inicia cuando entra con vida al canal de parto, y de la autopsia se desprende que esto sucedió, que ingresó con vida al canal de parto”, dijo la magistrada.

Fuente: DiarioTAG