UNA JOVEN CONFESÓ QUE MATÓ A SU NOVIO CON EL ARMA DE SU PADRE POLICÍA

Una joven de 19 años confesó hoy que mató a su novio de 20 con el arma reglamentaria de su padre, que es un efectivo de la Policía de Entre Ríos.

El cuerpo de Fernando Pastorizzo, fue encontrado este viernes alrededor de las 5:30, en General Paz al 370, entre Pueyrredón y Artigas, de la ciudad de Gualeguaychú.

Por el crimen, Nahir Galarza, que era la novia de la víctima habló ante el fiscal del caso, Sergio Rondoni Caffa, y dijo que fue ella quien efectuó los dos disparos.

Según confirmó el jefe de fiscales Lisandro Beherán al portal El Día, la adolescente quedó inmediatamente detenida y fue trasladada a la sala de salud mental por encontrarse en un estado de shock.

Los jóvenes habrían compartido la noche del jueves en el domicilio de la acusada y luego salieron a pasear en moto, y por motivos que se investigan, Galarza le disparó a Pastorizzo con el arma de su padre.

El primer testigo en brindar su testimonio fue un remisero que dejaba a una pasajera por la zona, y en diálogo con el portal El Día, contó que cuando encontró a Pastorizzo estaba tirado en el suelo y agonizando.

«Movía la boca, no estaba muerto», confió el hombre en declaraciones al portal.

Inmediatamente llamó a la Policía, que pidió una ambulancia y la misma llegó al lugar unos 20 o 30 minutos después, cuando el joven ya había fallecido.

«Todavía era de noche, no se veía bien. Vi que se iba una persona, pero no pude identificar si era hombre o mujer porque iba concentrado en manejar. Además, en esa cuadra no hay luminarias», relató el remisero.

Otro de los testigos fue un parrillero de la zona, quien indicó que la persona que escapaba de la escena era una mujer.

Por otro lado, fuentes judiciales informaron que se tomaron declaraciones a distintas personas y que además les realizaron un dermotest, cuyos resultados estarán disponibles en el transcurso del fin de semana.

Los investigadores descartaron desde el inicio de la investigación la hipótesis de un robo, debido a que la víctima se encontraba con todas sus pertenencias encima.

Y según los primeros datos recabados en el lugar del hecho, los investigadores ya contaban con el dato de que el calibre del arma que fue utilizada para matarlo al joven es el mismo que usan las fuerzas de seguridad

Además, en el lugar del hecho se encontró una vaina servida y un proyectil sin utilizar, y «los disparos se habrían efectuado a corta distancia».

Aunque desde el comienzo de la investigación todos los indicios apuntaban hacia la novia de la víctima, no dejó de sorprender su

Fuente: 

Noticias Argentinas